Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 06 de diciembre de 2020
  • Actualizado 02:08

Milagros Rubio - Asamblea Antipolígono

Milagros Rubio - Asamblea Antipolígono

“El pasado 2 de abril, un Phantom 18 venía a recordarnos qué siginifica realmente la ubicación del polígono de tiro en Bardenas. Ni el presidente de la Comunidad de Bardenas, servidor de su amo, pudo acercarse al lugar del accidente hasta que así lo quiso el mismísimo Ministerio de Defensa. De nada le sirvió que el accidente tuviese lugar dentro de su cortijo, de la recién estrenada titularidad bardenera, no pudo pasar y punto. El secretarismo militar gobierna esa parte del territorio bardenero y no sabemos si también nuestra salud, además de amenazar nuestra seguridad y tranquilidad”.