Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 28 de marzo de 2020
  • Actualizado 21:47

Lamentable incertidumbre

Lamentable incertidumbre

Estos días no salimos de nuestro asombro, con el ejemplo que nos están dando nuestros políticos. El PSN con gran desfachatez, se permite dar credenciales de navarrismo a UPN, por desmarcarse del PP. No se nos ha olvidado que, tan sólo hace poco más de un año, estaban dispuestos a aliarse con los nacionalistas vascos, que quieren la desaparición de Navarra como entidad política diferenciada. Así conseguirían desalojar a UPN del Gobierno navarro, y sólamente gracias a Ferraz (Sede central-PSOE), al final, les obligaron a dar marcha atrás.

UPN en el Gobierno navarro desde entonces, se ha dedicado, con entusiasmo, a practicar una política socialdemócrata de derechas, que destacados militantes la pretenden vender como progresista, frente a la del PP, consiguiendo que nuestra Administración Foral, sea la más cara de España por habitante, hasta 1700 euros por habitante/año.


Apenas han tenido problemas, en el apoyo parlamentario del PSN. Han negociado temas menores, de lista de espera en la Sanidad, etc. y la aplicación de la perla más querida por los socialistas, la puesta en marcha sin problemas de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, para el presente curso.

Cara los nuevos Presupuestos de Navarra 2009, no existen problemas importantes para el acuerdo, en un momento de crisis ¡cosa extraña! Eso sí, los socialistas navarros piden a UPN que siendo un partido distinto de su socio, el PP, tengan independencia en el voto a los Presupuestos del Estado, como contrapartida al apoyo en Pamplona. No hemos visto una política sería de UPN, para reducir los gastos de la Administración Foral, que ponga en cuestión a los socialistas, como sería el que les ayudasen a quitar la jornada de 35 horas de trabajo semanales, que ellos impulsaron a imitación de los franceses, de los 21.000 funcionarios forales, y que suponen en computo anual, la friolera de 5.000.000 de horas de trabajo, con un coste cercano a los 90 millones de euros.

¡Parece que estas cosas, son cosas de liberales!, y no de socialdemócratas de derechas y de izquierdas. Todos ellos se muestran encantados, con ejemplarizar, el no aumento del suelo de los parlamentarios navarros (sic), pero no nos olvidamos que se lo subieron el año pasado hasta 50.000 euros, unas 700.000 de las antiguas pesetas al mes.

El PP y tantos periodistas madrileños, de manera burda, amenazan a UPN con romper el acuerdo si se desmarcan del voto presupuestario en Madrid, mostrando una falta absoluta de fineza, al no entender casi nada de lo que ocurre en Navarra. Ya nos gustaría ver a un PP que le ofreciera a ZP la abstención del número de los parlamentarios que necesitase, para que no se viese obligado a ceder a los chantajes del propio PSC, o de todo tipo de nacionalistas, para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Con el resto de sus numerosos parlamentarios ofrecer una alternativa seria, a los lamentables e irrealizables Presupuestos, que aumentarán mucho más el déficit del Estado, si creemos al FMI, que predice una recesión del 0,2% frente al 1% de crecimiento de Solbes, cuestión que provocará una caída más importante de lo previsto de los ingresos fiscales, por la menor actividad económica.