Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 20:02

La reapertura de Garoña, una entelequia

La reapertura de Garoña, una entelequia

Da vergüenza que esos ladrones de las eléctricas hayan provocado el paripé y el ridículo de la apertura de piernas que les ha prodigado el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Da grima, decimos, porque llegados a este punto ya no engañan a nadie...

Así, la mentira de permitir la prórroga y puesta en marcha de la central nuclear de Garoña, porque Nuclenor no invertirá los 200 millones de euros que le costaría ‘actualizarla’ y mejorar su frágil seguridad, impediría que la central nuclear llegara a ser rentable. Ahora bien, con tamaña ‘ocurrencia’, esos comprados de las puertas giratorias, lo que están haciendo, por lo bajo y con ensañamiento, es permitir que esas manipuladoras de la opinión y explotadoras del ciudadano puedan prorrogar por la gatera la vida útil del resto de centrales nucleares que tenemos en España, que están todas muy cerca del fin de acticidad y que, con esta medida del vendido CSN, podrán seguir cuestionando nuestra seguridad y poniendo en jaque un sistema eléctrico nacional que ya no necesita para nada esa fuente de energía cara y vergonzosa para el consumidor, que paga todos sus desaliños.