Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 05 de junio de 2020
  • Actualizado 17:31

IZQ-EZK Celebra la derrota de la derecha en Francia y el éxito de la izquierda transformadora en Grecia

IZQ-EZK Celebra la derrota de la derecha en Francia y el éxito de la izquierda transformadora en Grecia

Izquierda- Ezkerra celebra los buenos y esperanzadores resultados para la izquierda en Europa que han supuesto las elecciones francesas y griegas. Estos resultados marcan un cambio de rumbo en la actual política europea, abren el camino a la izquierda alternativa y definen la ruta hacia una salida a la crisis desde posiciones de izquierdas.

Izquierda-Ezkerra, muestra su satisfacción por el resultado de las elecciones presidenciales en Francia, y recordamos que ha sido posible gracias al avance decisivo del Front de Gauche. Valoramos muy positivamente los buenos datos electorales cosechados en Grecia que acaban con el bipartidismo en ese país y reflejan tanto el desplome que ha sufrido la derecha, como el avance fortísimo de la izquierda transformadora y alternativa.

Estos resultados electorales, suponen un avance importante para conformar una alternativa de izquierdas en Europa que permitirá romper con las políticas que han sido las responsables del desmantelamiento del estado del bienestar y el declive de la economía. Unos resultados que abren el camino hacia una verdadera salida de la crisis en Europa desde posiciones alternativas para defender la democracia ante los mercados, y los derechos sociales y laborales

Estos resultados sirven, además, de acicate para seguir trabajando en el estado español y en Navarra para dar un giro decisivo en la situación económica y avanzar hacia una economía productiva que permita rescatar sus sectores estratégicos y evitar la intervención por parte de las instancias económicas de la UE.

Nos sirve para presentar una oposición efectiva en contra de la privatización de los servicios públicos y de los sectores estratégicos de la economía y, en definitiva, de las políticas que están asfixiando a trabajadores, desempleados, jóvenes y pensionistas, es decir, los colectivos más afectados por las crisis.