Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 23 de septiembre de 2020
  • Actualizado 04:15

Insaluble deporte fiscal

Insaluble deporte fiscal

La aparentemente inocente petición de "flexibilidad" fiscal que se le escapó reclamar la semana pasada al Club Atlético Osasuna, dejó al descubierto una triste realidad que no se comprende cómo se tolera.



Las supuestas "figuras" deportivas, esas heredadas imágenes virtuales del héroe clásico, que ahora perciben unas cantidades astronómicas por lucir palmito, se "nutren" de Clubes supuestamente "deportivos" que realmente sólo están comercializando -cuando no alienando- las actividades y capacidades humanas del Citius Altius Fortius más allá de lo razonable, dejando pendiente por el camino Seguridad Social, Impuestos y otras muchas obligaciones patrias, en pro de una interesada deidad, atribuible, sólo, a sus capacidades y/o preparación, en el que resulta el más injurioso de los tratos desiguales del mundo "moderno" mundial.



Mientras, el trabajador de a pie, la pequeña empresa y el Comercio menor padecen una "presión" Fiscal y un control absolutamente acogotadores, esos imaginativos "líderes" de raqueta, calzón, balón y mil técnicas y preparativas "disciplinas" más, son tratados con una gracia griega en nada alentadora para los que pagamos impuestos y mantenemos esta sociedad del Bien-están. Al igual que las Sociedades Anónimas Deportivas que les sustentan, que con semejante figura retórica dan vida a un modelo nada ejemplar de "actividad" que, desde las alturas, transmiten una insaluble estupidez colectiva que, en este caso, además, se refleja vía "impuestos".