Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 20:44

El esfuerzo de emprender

El esfuerzo de emprender

El 5 de Mayo Navarra celebra el “Día del Emprendedor”. Se trata de una jornada que a instancia de la Unión Europea, el Ministerio de Industria y todas la Consejerías de las Comunidades Autónomas se celebra a lo largo del mes de las flores en toda España y Europa, en la que mediante charlas, encuentros, puestas en común, talleres, conferencias con personalidades y triunfadores que hablan desde su experiencia, etc., se pretende fomentar el espíritu empresarial y animar a los más jóvenes a emprender iniciativas que redunden en fomentar el autoempleo y la creación y aportación de riqueza y “valor” a la sociedad a través de su actividad, su idea de negocio, que redunde en la creación de una empresa, trabajo, dinamismo y ganancias, aseguran y esperan.

Es como lo pintan desde la Administración. Lo ponen tan bonito y tan fácil que parece un cursillo más eso de “ser emprendedor”. Y emprendedor se nace por voluntad, o se hace por necesidad, no hay otra. Y en esta sociedad nuestra la una se ha perdido y la otra está subvencionada, o lo que es lo mismo, vendida. Pero así salvan la cara.

Ofrecen hasta ayudas y programas públicos de apoyo financiero, con facilidades para consultar a diferentes agentes institucionales que completan sus Memorias anuales con cifras de consultas de Mujeres, Inmigrantes y Jóvenes o Ciudadanos Necesitados que se enteran de este tinglado y consultan en la casa del tócame Roque, qué se puede hacer con esta inquietud o con esta imperiosa necesidad... Son, a la postre, Empren-dedores a la Carta, a la medida de un sistema de “Naves Nido” y “Viveros” que más que personal activo genera polluelos pre-funcionarios. Y así nos va.