Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 14 de agosto de 2020
  • Actualizado 09:47

Cuaresma

Los obispos, claman, por la fe perdida, la sociedad les da la espalda y creen que ellos son los depositarios de la Fe.

Qué equivocados están, protestan, porque los pueblos, celebran el carnaval, con grandes, desfiles, músicas y disfraces y no trabajan su conversión en la cuaresma.

Pero claro, si convertirse es entregarse a su poder y obedecer sus normas, dogmas y mentiras, lo tienen claro, por ahí, no vamos a pasar.

Necesitamos, unos días, para, meditar y analizar nuestros errores.

Bien es verdad, que las religiones, incitan a las personas, a sentirse culpables, este es su gran error.

Pues, mucho mejor seria que, supiéramos, que debemos de mirarnos y observar, como estamos, desarrollando nuestra vida, ya que de vez en cuando, necesitamos limpiar, ordenar y darle un nuevo aire a nuestros actos.

Ya que todo vivencia, implica, generar, basuras y desorden.