Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 20:09

Control y censura

Control y censura

Es una pena, pero tras 30 años ejerciendo esa entelequia que han dado en llamar "Democracia", uno no hace cada día sino constatar hasta qué punto las cosas apenas han cambiado lo suficiente en la dirección adecuada. Sí, es verdad, de los tiempos del NO-DO a esta parte algo

se ha mejorado, no seamos pesimistas, pero a poco que uno observa la realidad colindante no deja de sorprenderse por el intenso control al que está sometida la verdad y, claro está, la información.



En la noticia está el poder y, por ello, ver esta semana cómo los partidos políticos se relamían en el Consejo de Administración de RTVE para controlar ad hoc las noticias que se "imparten" en el Telediario, a la par que Catalunya ha cerrado la puerta de las plazas de Toros, resulta todo un paseíllo de la faena que nos vienen haciendo desde siempre, los de siempre de uno y otro bando, que son los mismos sinvergüenzas.



Hay mil frentes en los que cada día queda constatado ese control y esa censura... Para poder presentarse a las elecciones del 20-N algunos partidos están teniendo que hacer auténticos malabares para conseguir unas firmas que de normal no se escuchan. Y hace unos días fue el propio Yahoo el que bloqueó correos electrónicos que invitaban a protestar en Wall Street, mientras contribuía a dar rienda suelta a las ideas del americansforprosperity.org del Tea Party. O aquí en casa, sin ir más lejos, nadie se está enterando de la encerrona a que están sometiendo a la empresa Repsol, con la connivencia del Ministro Sebastián, siervo de ni se sabe qué intereses...



Mientras tanto, pues eso, que ¡viva la fiesta y el partido del domingo, y que el sol salga por donde quiera!