Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 28 de febrero de 2020
  • Actualizado 04:27

Así no, Sr. Toquero

En Izquierda-Ezkerra Tudela somos conscientes de que la tarea de gobierno en el ayuntamiento es costosa y compleja. Hemos estado cuatro años en la alcaldía y en el equipo de gobierno y sabemos lo que cuesta hacer funcionar equipos de trabajo diversos, que los papeles y la burocracia encajen, que se cumpla estrictamente la legalidad, que los dineros estén disponibles en el momento preciso, que no haya luego problemas con los plazos…

Sabemos que no es fácil gobernar tomando decisiones cuando es preciso, a la vez que escuchando, informando y respetando a toda la ciudadanía y a las concejalas y concejales que la representan. Y ese buen hacer y ese respeto los estamos echando en falta a menudo en el actual equipo de gobierno, encabezado por el Sr. Toquero. Repasamos algunas de sus actuaciones en el comienzo de la legislatura.

Desde el final del verano pasado hemos preguntado repetidamente, en multitud de comisiones informativas, en Junta de Gobierno Local y en Pleno, por diferentes temas, como los presupuestos participativos, las Mesas de Griseras, del Barrio de Lourdes y del Casco Antiguo, determinadas actuaciones en diferentes barrios, los huertos sociales… y se nos ha respondido con evasivas, se nos ha pedido que pasemos las preguntas por mail, se nos ha dicho y vuelto a decir que los temas estaban en estudio, que nos contestarían en tiempo y forma…

En octubre el Sr. Toquero nos negó en varias ocasiones, incluso tras pedírselo en la Junta de Gobierno Local y en el Pleno, el informe elaborado por técnicos municipales y de otras entidades públicas para solicitar al Gobierno de Navarra la Carta de Capitalidad. Finalmente hemos tenido que llegar a denunciar el hecho al Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) para que nos lo facilite.

En noviembre el equipo de gobierno de Navarra Suma comunicó su intención de no continuar con la recuperación del Cerro de Santa Bárbara, lo que hizo que se perdiera la subvención de 400.000 euros que la Fundación Laboral de la Construcción había conseguido para continuar su colaboraciòn con el Ayuntamiento e implantar una Escuela Taller que pudiera utilizarse para seguir con la recuperación del Cerro, iniciada en la anterior legislatura. No lo consideraban una actuación estratégica, argumentaron.  

A finales de ese mismo mes, una mañana nos desayunamos con una rueda de prensa del Sr. alcalde y del Jefe de la Policía Municipal en la que se informaba de una supuesta trama delictiva de empadronamientos irregulares de personas extranjeras en Tudela, criminalizándolas sin pruebas ni datos por cobrar ilegalmente ayudas públicas y acusando a IE de mala gestión en lo referido a cuestiones de servicios sociales, como si antes del Sr. Toquero, Tudela fuera una ciudad sin ley ni orden.

Por esas mismas fechas asistimos al intento de cese del gerente del Consorcio Eder, una propuesta del Sr. Toquero que no salió adelante porque era un despropósito poco o nada democrático. La fuerza de la comarca, liderada por diferentes alcaldes y agentes sociales le impidió dar otra vuelta de tuerca en su deseo de borrar cualquier rastro o huella de una legislatura pasada de cambios. Le daba igual cargarse el Consorcio Eder, pero afortunadamente le salió mal.

Ya en enero de 2020 se ha hecho pública la pérdida de 120.000 euros de subvención del Gobierno de Navarra, por entregar fuera de plazo la documentación justificativa del gasto en las obras de impermeabilización de la cubierta del polideportivo. Y no ha sido solo la pérdida de la subvención, sino además el tono victimista e irrespetuoso del Sr. alcalde al intentar justificar su actuación.

Hace dos semanas, el equipo de gobierno de Navarra Suma ha presentado -como siempre, nos hemos enterado por los medios de comunicación- una nueva imagen corporativa del Ayuntamiento de Tudela, para la que la ciudadanía de Tudela nos hemos gastado 4.000 euros, que se suman a los 5.000 euros del anterior cambio de marca de ciudad hecha pública no hace ni un año y todavía sin terminar de implantar. Sin comunicarlo con anterioridad, ni preguntar nada... como si el ayuntamiento fuera su cortijo. Tal vez eso es lo que piensan, o por lo menos así lo parece en muchas ocasiones.

Y la semana pasada, para rematar, como los vientos del proceso de adjudicación del contrato de la limpieza comarcal gestionado en la Mancomunidad de la Ribera por el equipo de Navarra Suma, estaban un poco arremolinados y olían bastante mal, el Sr. alcalde de Tudela quiso desviar la atención y se puso a echar basura al ventilador acusando a IE de despreciar a las víctimas de ETA, cuando sabe perfectamente que si no se levantó el monolito conmemorativo no fue porque no se quiso hacer, sino por falta de presupuesto y de tiempo material para ejecutarlo.

En definitiva, Sr. Toquero y resto de concejalas y concejales de Navarra Suma, ni su manera de hacer política ni sus formas de actuar son de recibo. Se están equivocando con su actitud y con muchas de sus actuaciones, porque no nos están respetando como oposición, ni están respetando a miles de tudelanas y tudelanos que no piensan como ustedes, muchos de los cuales nos votaron. Sabemos -porque hemos estado ahí- que las cosas se pueden hacer de otra manera: escuchando e informando. El Ayuntamiento no es suyo, y ustedes deben representar a todas y a todos. Y es que, no se olviden, todas queremos lo mejor para Tudela.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad