Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 04 de marzo de 2021
  • Actualizado 10:05

La Asamblea Antipolígono denuncia nuevas maniobras militares

La Asamblea Antipolígono denuncia nuevas maniobras militares

Es sarcástico, visualizar la página de avisos de la Comunidad de Bardenas. A la izquierda, un breve aviso indica el corte de caminos por “actividad aérea”, y a la derecha otro aviso indica el cierre de accesos zona ZEPA con el fin de “preservar y garantizar la tranquilidad de las aves nidificantes”. ¿Hay quien dé más?

Es irónico que Bardenas cuente con la calificación de Parque Natural y Reserva de la Biosfera. De vez en cuando, la calma se apodera de este territorio tan hermoso y original, y podemos disfrutar su belleza y riqueza. Pero, de pronto, el polígono de tiro y bombardeo se encarga de recordarnos quién manda en realidad en Bardenas. Y así, Bardenas, más allá de un paraje singular y querido por quienes vivimos en su entorno, es el chiringuito donde se divierte con “actividad aérea” el ejército del aire español y sus ejércitos aliados. Bardenas es el antro donde enterrar a base de maniobras y bombas, los impuestos que debieran destinarse a Sanidad, Educación y atenciones sociales. Bardenas, es el lugar donde probar bombas y maniobras que se usan en guerras que provocan miedo, miseria, hambre, refugiados. Porque ese hermoso paraje, ese singular Parque natural y Reserva de la Biosfera, está supeditado al “interés superior de la Defensa”. Así lo decretó el Gobierno Aznar, y así lo mantiene el actual Gobierno español. 

Una vez más, denunciamos estas maniobras, que con gran probabilidad serán con fuego real por el corte de caminos, porque agrede a un paraje de gran riqueza ecológica, y porque insulta nuestra inteligencia al cortar los caminos a los viandantes y permitir bombardeos cuando las aves nidifican.

Hacemos un llamamiento a las instituciones civiles navarras, tanto a ayuntamientos como al parlamento y gobierno navarros y a la propia Comunidad de Bardenas,  para que den pasos en pro de que no vuelva a haber otro convenio que permita que Bardenas tenga en su seno un polígono de tiro y bombardeo durante más tiempo. Que esta sea la última década y la última generación, que tenga que sufrir que en medio de una pandemia nuestros impuestos vayan a aviones militares, bombas y misiles, y que  tenga que sufrir que nuestro Parque Natural y Reserva de la Biosfera se Bardenas sea lugar de entrenamiento militar, de “actividad aérea”.

A instituciones y a las mujeres y hombres navarros, nos toca ponernos las pilas para lograr en esta década el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas.