Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 21 de noviembre de 2019
  • Actualizado 12:19

Viejo, contable, pero ilegal

Viejo, contable, pero ilegal

En Navarra, unas 400 mujeres malviven del oficio más viejo del mundo. Lo hacen en la calle, de forma individual las menos y, sobre todo, en los llamados "clubes de alterne" -no hay más de 20 en Navarra- y en pisos repartidos por toda nuestra geografía. Todo el mundo los conoce, son ajenos a la 'legalidad vigente', pero ahí están.

Lo curioso es que a partir de ahora, fruto de la conveniencia política del momento, junto a contrabando y drogas, van a 'contribuir' a elevar hasta un 4,5% la riqueza nacional, al haberse producido un cambio metodológico en la Unión Europea que contará con su 'actividad' a partir de ahora.

¿Cómo hará el INE para contabilizar una información que se supone le es ajena? Muy fácil, fuentes sanitarias, policiales y sectoriales contribuirán a calcular su impacto económico, de modo que, a partir de ahora, además de maquillar la tasa de paro y de población activa, vamos a ser más ricos gracias a 'trabajos' mal medidos -aunque esperemos que bien hechos-, de este otro calado.

Así, más allá de enjuagar el PIB, a conveniencia, se potencia la doble moral de perseguir a los puteros, vilipendiar sin permitir legalizar el 'trabajo' del sexo pero, eso sí, se cuenta en el haber con el peso de sus correrías.

¡Qué gran ejemplo de coherencia patria! ¡Tamaña moralidad!: Se prejuzga a quienes -abiertamente- comercian con su cuerpo, se les pretende arrinconar en guetos como si no existieran, mientras se contabilizan las rentas de sus polvos... ¡Lo de este país, y este mundo, es que no hay por dónde cogerlo, la verdad!