Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 22 de octubre de 2020
  • Actualizado 05:38

Los bulos dicen cómo somos

Los bulos dicen cómo somos

Ocurrió con una boda en Tudela y ha pasado estos últimos días en torno a supuestos secuestros de niñas. Un amigo, o una madre, envía un comentario por whatsapp a una conocida y el mismo se convierte, como la pólvora -o cuan plaga bíblica-, en realidad virtual que pulula por doquier y circula como verdad pulpítica de esa nueva Fe que son las Redes Sociales. Así, las mentiras a medias o las verdades cortas se convierten en modelo de realidad.

Son patéticas y alarmantes, pero caemos en ellas. De este modo, esos graves bulos perjudican a las personas y a las empresas, denotando tanto lo frágiles que somos como la forma tan gratuita con la que enmerdamos a los demás, perjudicando nuestra sociedad y la vida. El rumor es la antesala de la noticia, cierto, pero también el camino para las falsedades y unas alarmas generalizadas infundadas, exageradas y dramaticamante perjudiciales. ¡Seamos prudentes!