Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 10 de agosto de 2020
  • Actualizado 00:41

San Valentín 2020

San Valentín 2020

¡Hoy tienes un brillo especial en tu mirada amor mío! –“Me acabo de asomar a la ventana y está lloviendo amor”. Valentín: ¿cómo se te queda el cuerpo cuando tu Valentina se levanta por la mañana un 14 de febrero y te dice algo tan especial? Estarás con la boca abierta todavía no? Pues hijo mío guarda bajo llave en tu memoria esas palabras porque quien tiene el privilegio de que se las digan, hoy en día, es verdaderamente afortunado.

Y es que somos conscientes de que el amor está en el aire que respiramos. En todo y para todo el amor es el protagonista, hasta en tu forma de ser, actuar y relacionarte con tu entorno. Difícil es que tu corazón te permita separar ese sentimiento de todo lo demás cuando este aparece de verdad.

A estas alturas ya te habrás dado cuenta que ese sentimiento está dejando de ser limpio y puro. Últimamente se ve una libertad desmesurada que termina en secretas (o no tan secretas) infidelidades, un sexo desbocado que se adueña de todo y crea conflictos que hacen que el amor se volatilice también en ese aire que respiramos dando lugar a sentimientos confusos con recuerdos físicos que con el tiempo, sin ese amor verdadero, se rompen.

Aristóteles dijo “El amor se compone de una sola alma que habita en dos cuerpos” …Muy bonito, sí, pero esos cuerpos deben de pertenecer a la misma alma.

Todos los seres humanos experimentamos el amor y su fuerza es tal que sobrepasa los límites de nuestro entendimiento. Provoca un estremecimiento que ilumina nuestra vida, da fuego a nuestras entrañas, luz a nuestros ojos, controla bruscamente nuestro ser y domina nuestros pensamientos. Sin embargo, actualmente esto casi siempre es pasajero y un sentimiento así debería conservarse, respetarse y quedarse.

Quizás habría que empezar a amarse a sí mismo para poder amar sinceramente a los demás… Obviamente, es un requisito que lo requiere el estado del mundo en el que vivimos.

Así que, mi querido Valentín: esfuérzate, piensa e intenta crear algo para que el amor no se deje vencer por tentaciones de usar y tirar y que tampoco se deje vencer por el tiempo.

Hala pues majo… Pórtate bien y hasta el año que viene.