Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 31 de marzo de 2020
  • Actualizado 00:52

¿Y ya está? ¿Se puede hacer más?

 
¿Y ya está? ¿Se puede hacer más?

 

Las últimas noticias de las inversiones, que va a efectuar el Gobierno de Navarra en Tudela, y con la participación de nuestro Ayuntamiento, en relación con nuestro patrimonio, son de enorme complacencia y agradecimiento.

Dicho esto, habrá que pensar que son los frutos del trabajo de la recientemente constituida Mesa del Patrimonio. Qué pena, no haber comenzado años atrás. En la que desinteresadamente han contribuido con su tiempo, distintas entidades y asociaciones tudelanas y navarras.

Pero no vamos a pecar de ingenuos y olvidarnos de que estamos en el fin de una legislatura y en el comienzo de su correspondiente campaña electoral. Aún así, gracias por acordarse de Tudela.

La reflexión, sin embargo, es inmediata: ¿y, ya está? ¿Misión cumplida? ¿Se pudo hacer más?

Y es que no llego a comprender, qué les ocurre a nuestros políticos, que mientras están sentados en sus poltronas no hay forma de que valoren la cultura, en su justa medida. Sólo al final, cuando están a punto de abandonar el poder, parecen ver la “luz” y recurren a ella sin el menor sonrojo. Tantos años de legislatura, para resolver los temas en la última semana.

¿Cuántos proyectos se han quedado en el olvido? No sólo patrimoniales, ya que la cultura es mucho más que una piedra, es literatura, es educación es, en definitiva, bienestar social y lo que ello implica de satisfacción personal y colectiva.

Hay que tomarse en serio la cultura, con mayúsculas y minúsculas, apostar decididamente por ella, con inversiones, que reviertan en el pueblo, haciéndole más digna su convivencia, como por ejemplo en el olvidado Casco Antiguo (entre otros).

Llegar a acuerdos permanentes con los propietarios de los edificios, en los que se invierte nuestro dinero, que faciliten su visita al turismo, local y foráneo. Ya que son un referente de la ciudad ante el mundo.

Tenemos que ver, en las próximas propuestas políticas, quién de verdad quiere, piensa y se compromete con la cultura, que como vemos, implica un abanico muy amplio de actividades.

En mayo tenemos la oportunidad, de hacer reflexionar a nuestros políticos, no lo desaprovechen...

 

Luis Durán Arregui

Amigos de la Catedral