Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 02 de julio de 2020
  • Actualizado 22:36

Tu cámara denuncia

Tu cámara denuncia

Creo que nos merecemos un parque infantil decente. Nos lo merecemos las madres, los padres y sobretodo, los niños. Muero de envidia, paso del modo verde (envidieja) al modo morado (mucha envida) al negro total (envidia de la mala, de la que cabrea) en “cero coma” cuando visito otras ciudades y veo los parques infantiles, tan simples pero tan efectivos, que hay en un montón de esquinas, solares, plazas, bosques… Ya me entendéis… Para mí, un parque infantil decente, no un parque de atracciones en medio urbano, sino de una zona de juegos, donde los niños se diviertan, los padres puedan estar tranquilos mientras los vigilan y al llegar a casa, las manos estén negras y los pantalones negros, no estén blancos.

Ruth De Rioja

Tudela