Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 06 de junio de 2020
  • Actualizado 16:13

PAI, ¿obligación a entrar y prohibición para salir?

PAI, ¿obligación a entrar y prohibición para salir?

El Colegio Público Dos de Mayo de Castejón, inició su Programa de Aprendizaje de Inglés (PAI) en el curso 15-16, en 1º de Educación Infantil. Actualmente está en 2º de Educación Primaria. La comunidad educativa, después de valorar esta trayectoria, ahora ha decidido salirse del PAI acogiéndose a la Resolución 233/2019, de 27 de diciembre, que convoca el acceso o salida de los programas de aprendizaje de lenguas extranjeras para el próximo curso escolar. Según dicha Resolución, queda patente que cualquier centro de Infantil y Primaria de Navarra puede entrar y salir del PAI y defiende “la autonomía y flexibilidad de los centros educativos a la hora de desarrollar su proyecto pedagógico y lingüístico”.

Según la normativa, para dejar de impartir los programas de aprendizaje en lenguas extranjeras deben contar con la aprobación expresa del Claustro y del Consejo Escolar. Conviene recordar que cuando un claustro, sepamos que son profesionales de la educación, y un consejo escolar vota un asunto de semejante envergadura (después de reflexionar, valorar y analizar los resultados obtenidos hasta el momento) debe, cuando menos, tenerse en cuenta. Sin embargo, hasta ahora ¿alguien se ha cuestionado qué razones les ha llevado a tomar esta decisión?

Es cierto que la andadura de implementar un nuevo Programa de Aprendizaje de Inglés, de manera progresiva a lo largo de las etapas de Infantil y Primaria, sigue siendo un reto pedagógico y organizativo en muchos centros educativos, pero especialmente en éste teniendo en cuenta su contexto y características propias.

En lo que llevamos de curso este centro ha recibido 56 nuevos alumnos sin idioma (ni castellano, ni inglés), ¿alguien es capaz de ponerse en la piel de este alumnado? ¿y del maestro que los acoge en su clase? Pues el PAI no refleja la atención a la diversidad… Además, en este centro existe una acuciante rotación de profesorado cada curso, fruto de la inestabilidad de la plantilla que imparte PAI, pues no hay personal con destino definitivo. Por otro lado, se ha detectado que los resultados académicos en el área de ciencias (que se imparte en inglés) no son lo suficientemente satisfactorios según el criterio de los docentes, a pesar las sucesivas adaptaciones que se vienen llevando a cabo. Es por todo ello, y con razón, que las familias, sientan una enorme decepción con este programa.

En definitiva, según las últimas informaciones recogidas en prensa, parece que sólo se centran las atenciones en la “idoneidad de cierto informe técnico”, “el cumplimento de la ley” y otras cuestiones políticas, siendo que el centro se ajustó a normativa y recibió el visto bueno del Servicio de Plurilingüismo. Así pues, desde la Federación de Enseñanza de CCOO, que brindamos nuestro apoyo a la comunidad educativa, queremos invitar a la reflexión sobre la imposición que se viene haciendo desde el Departamento de Educación para entrar en el programa y las dificultades en salir del mismo, en perjuicio de la calidad educativa. 

Estela Serrano
Miembro de la Federación de Enseñanza de CCOO