Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 07 de junio de 2020
  • Actualizado 03:50

¡Nos plantamos: Navarra quiere comer de su huerta!

Petición a favor de la huerta de autoconsumo a la Delegación del Gobierno.
Navarra quiere comer de su huerta
Navarra quiere comer de su huerta
¡Nos plantamos: Navarra quiere comer de su huerta!

En estos días de confinamiento y entrada en vigor del Real Decreto 463/2020 por el que se declara el estado de alarma, se ha generado mucha incertidumbre sobre si están permitidas las actividades necesarias para el mantenimiento de los huertos de autoconsumo. En muchos lugares se está interpretando que sólo se puede ir a recolectar alimentos, como es el caso de Navarra, a instancias de Delegación de Gobierno. Sin embargo en otras comunidades autónomas como Galicia, Cataluña, País Valenciano o Extremadura, están permitiendo las tareas esenciales de la huerta, siempre con una serie de condiciones y medidas de seguridad acordes con la situación actual de estado de alerta.

Después de varios días a la espera de que Delegación de Gobierno en Navarra autorizara las labores de plantación y mantenimiento propias de esta época (y de las que depende toda la cosecha de verano-otoño), el 20 de abril publicaba una nota con la nueva autorización en la que:

  • Se permite ir a la huerta dos días a la semana exclusivamente. Esta limitación la consideramos carente de toda lógica, porque estamos en el momento de máximo trabajo y además las labores agrarias dependen de la meteorología: Por ejemplo, los cultivos recién plantados si hace sol y calor requieren de riegos y cuidados prácticamente diarios.
  • Sólo se autoriza el desplazamiento a huertas “en aquellos casos en los que, en atención a la situación socioeconómica del interesado, el consumo de los mismos resulte imprescindible para atender a su subsistencia”. Este hecho establece una categoría discriminatoria, no clara y abierta a interpretaciones, que no facilita el Derecho a la Alimentación y Nutrición Adecuadas, recogido en diversas directrices y convenios de internacionales y europeos (FAO, Comisión Europea...), donde se establece que es responsabilidad de los Gobiernos Respetar, Proteger y Garantizar este Derecho, especialmente en tiempos de crisis.
    En un momento de fuerte crisis, no sólo sanitaria, en el que la incertidumbre amenaza las economías de muchas personas, restringir o dejar en manos de la interpretación arbitraria, la decisión de si un huerto de autoconsumo es más o menos necesario, supone un alto grado de vulnerabilidad para las personas hortelanas.
  • También entendemos que requerir la titularidad de la huerta, es un impedimento más, pues en muchos casos las personas que cultivan la tierra, no son los propietarios, hay innumerables cesiones informales, medianías, etc.
  • Por otro lado, en diversos medios y declaraciones se habla constantemente de las huertas de autoconsumo como “huertas de ocio”, infravalorando su papel vinculándolo al entretenimiento sin tener en cuenta, su función clave en la alimentación y en la soberanía alimentaria, sólo porque no tiene un valor monetario o comercial.

Se debe tener en cuenta que:

  • Los huertos de autoconsumo alimentan a miles de personas en Navarra y proveen de alimentos frescos, nutritivos y de temporada a la población. Esto es un elemento clave en un contexto de riesgo sanitario en el que es esencial alimentarse correctamente. Los ritmos de la naturaleza no se detienen ante esta crisis y por tanto los trabajos asociados a las huertas de autoconsumo deben seguir activos.
  • Ir al huerto es seguro. Es un sitio abierto, donde trabaja una persona normalmente, y es fácil mantener las medidas de protección, a la vez que mantener las distancias de seguridad, ya que no hay aglomeraciones. Se impide así el riesgo de posibles contagios.
  • Los huertos de autoconsumo suponen el acceso directo al producto fresco, mucho más que en cualquier otro lugar. Para muchas familias es incluso un elemento clave para su economía doméstica, con el que cuentan para su alimentación.
  • Tan importante como poder cosechar o hacerse cargo de los animales, es que se pueda plantar y sembrar los cultivos de verano en las próximas semanas. Poder asegurar cosechas en los próximos meses va a disminuir la vulnerabilidad de la población ante la crisis económica que se avecina. El no poder realizar estos trabajos condiciona el cultivo y acceso a alimentos hasta llegado el otoño. Si estas labores no se realizan ya sencillamente no habrá cosechas, y esto en la situación actual de pérdida y destrucción de miles de empleos debiera ser una herramienta útil para paliar esos daños. Si la agricultura profesional no se detiene ¿por qué se detiene la de autoconsumo, las huertas familiares?
  • Además, en las huertas de autoconsumo se siguen conservando multitud de variedades locales cuya pérdida amenaza a la sostenibilidad alimentaria. Tal y como plantea el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, “la biodiversidad es fundamental para salvaguardar la seguridad alimentaria mundial”.
  • Otras comunidades autónomas están permitiendo la recolección y las tareas esenciales de mantenimiento de la huerta.

Por todos estos motivos, los abajo firmantes solicitamos al Delegado del Gobierno en Navarra un cambio en su actual interpretación del RD 463/2020, restrictiva y diferente de la interpretación en otras comunidades. Animamos a que Delegación de Gobierno en Navarra vea en la agricultura de autoconsumo una forma de paliar los efectos de esta crisis. Una agricultura que en clave de soberanía alimentaria nos aporta productos sanos, frescos y de proximidad. Los hortelanos y hortelanas son quienes están manteniendo una huerta viva de la que tan orgullosos/as nos sentimos como pueblo, con unos productos y variedades que forman parte de nuestro Patrimonio. Contribuyen también a mantener la diversidad cultivada, al mantenimiento de unos saberes conservados a lo largo de los años en el manejo del agua o de la tierra. En definitiva, una agricultura respetuosa con el medioambiente y las personas.

Por todo ello solicitamos que:

Se permitan expresamente y sin interpretaciones, todas las actividades en las huertas destinadas a la producción de alimentos para autoconsumo como regar, preparar la tierra, plantar o abonar, provisión o compra de plantel u otros materiales necesarios, adoptando siempre todas las medidas de seguridad neesarias acordes con la situación actual de Estado de alerta.

Ahora, más que nunca, NOS PLANTAMOS, PORQUE NAVARRA QUIERE COMER DE SU HUERTA.

El próximo miércoles 29 de abril se enviarán todas las adhesiones a la Delegación del Gobierno en Navarra.

Manifiesto y adhesiones: https://www.navarraecologica.org/es/peticion-huertas-autoconsumo

(Sólo adhesiones de entidades, colectivos, asociaciones, ayuntamientos...)

Iniciativa impulsada por:

CPAEN (Consejo de la Producción Agraria Ecológica de Navarra), Ecologistas en Acción, Ekologistak Martxan, EHNE Nafarroa, Red de Semillas de Navarra-Nafarroako Hazien Sarea, Greenpeace, REAS Navarra (Red de Economía Alternativa y Solidaria), Mugarik Gabe Nafarroa, Mundubat, Arrea, Helianto, Fertilidad de la Tierra, Intervegas.