Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 19 de septiembre de 2020
  • Actualizado 05:27

No me es posible la conciliacion de la vida familiar y laboral en el Servicio Navarro de Salud

No me es posible la conciliacion de la vida familiar y laboral en el Servicio Navarro de Salud

Mi madre, de 99 años, valorada por el Gobierno de Navarra como gran dependiente, vive conmigo 6 meses al año.

Debido a su gran deterioro mental, he decidido solicitar la reducción de mi jornada laboral 1/3 para poder cuidarla yo exclusivamente (ahora las horas que yo trabajo tengo una persona que la cuida).

Desde hace 3 años se me ha impuesto un turno de trabajo de jornadas de 12 horas, bien de día o de noche (de las 8 a las 20 horas o de las 20 a las 8 horas respectivamente).

Solicité en la dirección de personal del hospital Reina Sofía de Tudela la reducción de 8 horas en mi jornada laboral de los turnos de día (ya que durante las noches está mi marido en casa y sería él quien se encargara de atenderla).

"Se me denegó la petición alegando que existe un decreto el cual dicta que si la reducción es fraccionada en horas, ha de ser tanto en la jornada de día como en la de noche"

Se me denegó la petición alegando que existe un decreto el cual dicta que si la reducción es fraccionada en horas, ha de ser tanto en la jornada de día como en la de noche.

Por tanto, y debido a mis maratonianos turnos, aún reduciéndome la jornada, cuando tuviese turno de día me tendría que ausentar 8 horas diurnas de mi casa, (quién levanta a mi madre, quién le da de comer, etc.) cosa que imposibilitaría la conciliación del cuidado de mi madre con mi vida laboral.

Me causa pena e impotencia sentir la imposibilidad de que, aún queriendo, no poder cuidar de nuestros mayores en su entorno y con su familia.

En campaña electoral a los partidos políticos se les llena la boca de palabras bonitas: Conciliación, cuidado de nuestros mayores, blá, blá, blá… Pero una vez en el Gobierno no velan porque lo prometido llegue a efecto.

Lanzo desde aquí una petición de ayuda a quien corresponda o esté en su mano el hacer algo.

Gracias.

Celi Gil Moreno