Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 07 de julio de 2020
  • Actualizado 10:57

Día Mundial del Medio ambiente

Día Mundial del Medio ambiente

Desde 1.972, por iniciativa de Naciones Unidas, el 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Este día es la principal herramienta de esta organización para concienciar a la opinión mundial de los problemas globales de la naturaleza que nos rodea y de involucrar a particulares y sobre todo a las administraciones públicas en el fomento del desarrollo sostenible y la conservación de los ecosistemas para que nuestras siguientes generaciones puedan disfrutar de un futuro próspero.

Se conmemora cada año en un lugar diferente, este año el anfitrión es Colombia, un país declarado de los más ricos en formas de vida del mundo con casi un 10% de la biodiversidad del planeta.

Este 2.020 es crucial, ya que durante este decenio Naciones Unidas se propone la meta de restaurar los ecosistemas degradados, además de preservar las especies, mejorar la salud alimentaria y el suministro de agua.                         El tema de este año es la biodiversidad, una llamada de atención ante la alarmante pérdida de especies y la degradación del medio natural. Un millón de especies de animales y plantas están en peligro de desaparecer para siempre. 

El ser humano es una pieza más de la entramada red que forma la vida en este planeta. Un sistema complejo en el que todas las partes están relacionadas, si una especie desaparece muchas más vinculadas a ésta pueden verse afectadas con consecuencias imprevisibles. Todos entendemos perfectamente el desastre que para el ser humano sería la desaparición de un insignificante insecto como la abeja. Si desapareciera este polinizador muchos de nuestros alimentos cotidianos podrían desaparecer de nuestra mesa. Este insecto, vinculado a muchos vegetales es esencial para nuestra especie. De la misma manera existen otras muchas relaciones entre especies, que empezamos ahora a conocer, en las que la perdida de uno de los miembros afecta al gravemente a los otros. 

Por otro lado, los ecosistemas sanos son fundamentales para la vida del hombre en el planeta. Limpian nuestro aire, contribuyen a la dinámica del ciclo del agua, son fuente de fármacos y productos químicos, reducen los desastres naturales como las inundaciones, actúan contra la erosión y la colmatación de los embalses, nos proveen de alimentos y materias primas. Cuanta más biodiversidad hay en un ecosistema menos riesgos hay de que un patógeno se propague rápidamente. La pérdida de depredadores puede ocasionar la proliferación de roedores o plagas de insectos transmisores de enfermedades infecciosas. 

Cuidar la naturaleza que nos rodea y conservar la vida silvestre es una buena manera de garantizar una buena calidad de vida para todas las personas. 

Servicio de sensibilización Ambiental del Ayuntamiento de Tarazona