Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 27 de octubre de 2020
  • Actualizado 06:37

Corinnavirus: el caso más llamativo de la corrupción en el TAV, pero no es el único

Corinnavirus: el caso más llamativo de la corrupción en el TAV, pero no es el único

No se entiende la construcción del TAV por empresas españolas en el estado y en todo el mundo sin  la larga sombra de la corrupción.

Como punta de lanza de estas prácticas de corrupción destaca el Rey emérito. A través de una sociedad panameña con él como único beneficiario, recibió a partir de 2008 un total de 100 millones de dólares  donados por el Rey de Arabia saudita como comisión por su intervención  en la construcción del  TAV entre Medina y La Meca por empresas españolas. Juan Carlos usó esos fondos durante meses hasta que en 2012 acabó transfiriendo los últimos 65 millones de dólares a la cuenta de  Corinna, utilizándola de testaferro.

Este no es el único caso de corrupción en las obras del TAV. Se pueden contabilizar más de 100 altos cargos de ADIF y ejecutivos de grandes empresas constructoras encausados por prácticas corruptas en adjudicaciones de obras. El Tribunal de cuentas ha contabilizado un sobrecoste de más de 7000 millones de euros en la llegada del TAV a 13 ciudades españolas.

El año pasado el denominado “Cartel del AVE” (formado por 15 de  las mayores empresas constructoras del estado) fue sancionado con una multa de 118 millones de euros por repartirse concursos públicos de ADIF. A pesar de que la multa prohibía a estas empresas futuras adjudicaciones, hoy en día  siguen trabajando en nuevas adjudicaciones.

Esto es solo una muestra de lo que alcanzamos a saber. En estos momentos de crisis sanitaria no solo exigimos que el dinero del TAV se destine a sanidad sino también todo el  que han ”chorao” estos “mangantes” de tomo y lomo.

AHT GELDITU! Nafarroa