Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 03 de julio de 2020
  • Actualizado 18:34

El Ayuntamiento de Tudela pierde 120.000€ de subvención para el polideportivo

El Ayuntamiento de Tudela pierde 120.000€ de subvención para el polideportivo

Desde Izquierda-Ezkerra asistimos atónitas a las declaraciones por parte del Alcalde de Tudela en referencia a la pérdida de 120.000 € de subvención del Gobierno de Navarra al Ayuntamiento para la impermeabilización de la cubierta del polideportivo. Y no es la primera subvención que se pierde.

El alcalde no ha tenido ningún empacho en hacerse fotos y en presumir de gestionar las obras que han estado o están en marcha, cuando son obras (proyecto y financiación), heredadas del anterior equipo de gobierno, pero sin embargo, cuando surge un problema, echa la culpa a terceros.

Nos parece muy grave el tono bronco y de confrontación permanente con el que el alcalde explicó el tema en medios de comunicación, acusando prácticamente de que el Gobierno de Navarra no está siendo objetivo al retirar la subvención. Nos parece irresponsable hacer creer a la ciudadanía que la Consejera es la que ha decidido, sin ningún criterio técnico, quitar la subvención y que ella misma podría decidir lo contrario.

Este mismo viernes en la Junta de Gobierno Local, el alcalde nos trasladaba que la Consejera seguía guiándose por los informes de sus técnicos; exactamente lo mismo que hace el alcalde con los suyos. Porque una subvención tiene unas bases y hay que cumplirlas y si se comete un error, asumirlo y no echar balones fuera, ni hablar de que políticamente podrían, digámoslo así, “hacer la vista gorda”.

Desde IE siempre quisimos, y por supuesto seguimos queriendo, lo mejor para Tudela; es más, la subvención en cuestión la pedimos nosotros, el último día en el que estábamos como gobierno en funciones, sabiendo ya por tanto que no íbamos a gobernar. Y conseguimos 240.000€; 120.000€ para el patinódromo y 120.000€ para el polideportivo.

Las obras del patinódromo se recepcionaron con fallos, a pesar de las declaraciones de unos días antes de la recepción en las que aseguraban que nunca recibirían una obra con defectos. Y la recepcionaron así precisamente porque sabían que había riesgo de perder la subvención. El mismo riesgo que corría la obra del polideportivo y del que hemos estado avisando y preguntando en numerosas juntas de gobierno local.

Podemos compartir que la redacción de las bases de la convocatoria es algo confusa y también entendemos que el Ayuntamiento agote las vías posibles para intentar conseguir que se revierta esta situación, pero lo que no vamos a consentir es que se dude de nuestro interés por esta ciudad, de que se nos intente culpar del problema o de que se haga creer a la ciudadanía que los políticos podemos decidir a nuestro antojo si algo cumple o no con unas bases.

Y desde luego nos parece un discurso muy torpe si se quiere mantener una buena relación  con Gobierno de Navarra hacer semejantes declaraciones y amenazar con hacer un recurso sin agotar previamente las vías internas, mediante requerimientos e informes justificados.

Dicho esto, si se acaba en un recurso, veremos cómo se dirime, pero sería bueno que se conocieran las bases de la convocatoria que dicen claramente que se debería haber entregado la documentación antes del 30 de noviembre, cosa que no se hizo. Ante el riesgo tan elevado de perder la subvención y con unos tiempos tan ajustados, creemos que se debería haber hecho una certificación parcial de la obra y su correspondiente pago antes del 30 de noviembre y así se hubiera dado solución al asunto.

Y además, la decisión de licitar de nuevo el proyecto fue en junio (con la decisión, el proyecto y la cuantía ya preparadas por el equipo de gobierno anterior) y hasta el 21 de octubre no se empezaron las obras, 4 meses después; sabemos que los tiempos son ajustados, pero si se hubieran hecho los trámites con más celeridad, se hubiera podido empezar la obra antes y no se hubiera perdido la subvención. 

Los políticos y las políticas somos responsables de nuestros aciertos y también de nuestros errores. Y parece que en este caso estamos hablando de errores.

Izquierda Ezkerra de Tudela