Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 06 de junio de 2020
  • Actualizado 15:18

Así no se cuida un pipican

Esto es una crítica a Cintruénigo, a sus habitantes y, por supuesto, al Ayuntamiento.
Así no se cuida un pipican

Hace algún año se decidió hacer un parque para perros (pipican). Un sitio donde los animales pueden estar libres sin molestar y desfogar un poco su adrenalina. Un sitio con unas basuras para depositar las heces de los animales. Hasta ahí todo correcto. Respecto al proyecto, critico el tamaño (parece una jaula de canarios) y la vegetación (plantaron 6 pinos con procesionaria, supongo que no sabrán que es mortal para los canes, o eso quiero pensar).

Ahora viene la chicha, que es por lo que escribo este artículo.  NADIE, absolutamente nadie, cuida ese sitio.  Gente que va con sus mascotas y es incapaz de recoger las cacas.  Gente que va a hacer “botellón” y no recogen ni las litronas, ni las latas, ni las colillas de los porros.  Eso es cosa de los usuarios del parque, okey, entendido, lógico, respetado y aceptado. Ciudadanos de Cintruénigo: sois unos puercos.

Ojalá quedase todo ahí. En Cintruénigo contamos con una brigada que se dedica a limpiar el pueblo. Perdón, se dedica a limpiar el centro del pueblo. El parque lleva sin limpiarse ni sé la cantidad de tiempo. Siendo sincera, jamás he visto a alguien trabajar allí. JAMÁS.

Hoy he ido a limpiarlo. Yo sola, a mano. Me ha costado 50 minutos dejarlo bastante decente. Imaginad el poco tiempo que le habría costado a la brigada limpiarlo contando con maquinaria preparada para limpiar rápidamente. Con escobas, palas...  He sacado 5 sacos de maleza y uno pequeño de restos de heces, latas, litronas y demás basura, basura que es cosa de cada uno. Pero los 5 sacos de maleza no es responsabilidad de los usuarios del pipican. Eso es cosa de nuestro Excelentísimo Ayuntamiento.

Basura recolectada del pipican

Me gustaría proponer, además, como ya se ha hecho en otros pueblos y ciudades, delimitar un horario para que los canes puedan ir sueltos con sus dueños por distintas zonas. Tenemos amplios descampados en la periferia (último barrio dirección Corella, barrio que está encima de las piscinas y explanada de la Traída de las Vacas) y caminos (Colesterol, Nava, Paseo de la Huerta) en los cuales se podría fijar un horario de suelta. Esto sería algo positivo para todos, para quienes no les gustan los animales y se quejan cuando uno suelto se les acerca, y para quienes amamos a los animales, pues removeríamos cielo y tierra para sacarlos en ese horario tan estricto. Un par de horas al punto de la mañana y otro par de horas a la tarde. Más que suficiente. 

En resumen: 

  • Ayuntamiento, limpiad la parte que os corresponde del pipican.
  • Ayuntamiento, aplicad horarios y delimitar zonas para que los perros puedan correr libres y no obligarlos a dar vueltas alrededor de una jaula de canarios.
  • Dueños de perros, recoged las cacas. Si nosotros mismos no respetamos las normas, como vamos a conseguir mejoras en la vida de nuestros peludos??

Helena Navascués González
Vecina de Cintruénigo