Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 12 de agosto de 2020
  • Actualizado 03:13

Agresor, nos tienes en frente

Agresor, nos tienes en frente

Hace casi un mes nos juntamos en la Plaza de los Fueros de Tudela para mostrar nuestro rechazo e indignación ante la agresión sexual sufrida por una joven la madrugada 10 al 11 de Enero en pleno centro de Tudela. Pero esta no es la primera agresión que sufre una mujer en los alrededores de la Avenida Zaragoza. Estas Navidades, exactamente la noche del 24 al 25 de diciembre, otra mujer fue agredida por un hombre en la Avenida Zaragoza a la altura del edificio de la Seguridad Social. Un hombre, que todavía no se ha logrado identificar, le pegó en la cara, la agarró y la acorralo frente a las escaleras mientras continuaba golpeándola. La aparición de un testigo hizo huir al agresor.

La desaparición del móvil de la mujer ha hecho que el caso se esté tratando como robo con violencia, dejando de lado otros factores que muestran que el altercado ocurrido no es un simple robo, sino que se trata de una agresión sexual. A este respecto, el Movimiento Feminista de Tudela quiere dejar claras varias cosas mediante este comunicado.

En primer lugar, una agresión sexual es cualquier acto de supremacía del hombre sobre la mujer por el simple hecho de ser mujer. Decir que solamente una violación es agresión sexual es invisibilizar la violencia machista que sufrimos día tras día las mujeres, a la vez que se normalizan prácticas que apuntalan la sociedad machista, misógina y basada en la cultura de la violación en la que vivimos.

Acciones como la de que un hombre ataque a una mujer en plena calle y como la del pasado fin de semana en el Paseo Invierno son una demostración de poder, de supremacía machista y de sometimiento de las mujeres. Y por lo tanto, ambas son agresiones sexuales, porque la forma, el fondo y el mensaje tienen el único objetivo de mostrar la supremacía de los hombres sobre las mujeres.

En segundo lugar, los medios de comunicación y las instituciones han normalizado tanto que las mujeres seamos agredidas que nos parece “normal” o “no tan grave” que en menos de un mes dos mujeres hayan sido agredidas sexualmente por un hombre en la misma zona (no sabemos si es el mismo o son dos diferentes).

En Navarra, durante los primeros 3 meses de 2019 hubo 14 violaciones, casi 5 al mes, más de una por fin de semana. No estamos dispuestas a que se normalice que cada fin de semana una o dos de nosotras vayamos a ser violadas. No estamos dispuestas a que se normalice que se pongan 3,5 denuncias diarias por violencia de genero. Detrás de todos estos datos hay mujeres a las que les han roto la vida y que cargarán con una mochila para siempre. Detrás de todos estos datos, también hay mujeres que ya no están porque han sido asesinadas.

Normalizar todo esto es normalizar el asesinato y la violencia, es condenarnos a la mitad de la población a una ruleta rusa macabra en la que el fin de semana que viene puedes ser tú la agredida o la asesinada.

No queremos ni podemos normalizar el miedo que sentimos. El poder vivir libremente, yéndonos a casa a la hora que queramos, solas o acompañadas, y vestidas como nos apetezca no es un privilegio, es un derecho que se nos está negando.

Normalizando esta situación nos responsabilizan a nosotras de lo que nos ocurre: ¿por qué ibas sola por la calle?, ¿cómo ibas vestida?, ¿qué hora era?... No estamos dispuestas a que el que puedas ir sola por la calle a las 7.00 de la mañana dependa de si eres hombre o mujer, porque eso TAMBIÉN es violencia machista.

Hacemos un llamamiento a todas las mujeres de Tudela a dejar el miedo de lado y a responder ante estos ataques. Hemos sido agredidas como colectivo porque el mensaje que están mandando es para todas. ¡Cuando tocan a una, nos tocan a todas!

¡El miedo no es la respuesta, la respuesta es la autodefensa en colectivo! ¡Agresor, nos tienes en frente!

Movimiento Feminista de Tudela: Bagara, Ribera Insumisa- Erribera Intsumisoa y Maria Josefa Blanco Arriazu