Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 13 de agosto de 2020
  • Actualizado 01:15

Acoso y derribo del personal técnico del Consorcio EDER

Acoso y derribo del personal técnico del Consorcio EDER

El primer intento del Sr. Toquero de despedir a Abel Casado, por la puerta de atrás, el año pasado, fracasó por la respuesta contundente de numerosos agentes sociales y políticos. Pero él no desiste en su empeño y continúa ahora pretendiendo no renovarle el contrato aludiendo razones completamente falsas.

El Equipo de EDER no solo se ha limitado a dar subvenciones, como muy bien sabe el Sr. Toquero y no quiere reconocerlo. Ha creado empleo, ha apoyado proyectos productivos y proyectos sociales, iniciativas innovadoras como el proyecto de economía circular en el sector agroalimentario. Numerosas acciones que una vez vistos sus resultados bien pudieran extenderse y multiplicarse por otras localidades, proyectos comunes creando comarca. Ha tratado de adecuar la educación a la demanda laboral de esta zona, de convertir el turismo en un referente de la economía Ribera, se ha reclamado un impulso a la inversión pública entre otras muchas actuaciones. Lo más destacable es que ¡por fin! contamos con un Plan Estratégico en la Ribera con unos objetivos comunes y con un planteamiento colaborativo entre pueblos sustituyendo un planteamiento competitivo entre ellos.

¡Todo esto en tan solo 4 años!. Abel Casado impulsó la creación del Consorcio EDER en 1994, superó un concurso ante 146 candidatos, con un perfil técnico y con excelentes resultados en su gestión y el Sr. Toquero quiere apartarlo y nombrar a dedo a otro más afín a sus intereses políticos. Este es el estilo genuino de la derecha, unida a la extrema derecha, quitándose la careta de demócratas.

Desde el año 2000 había un Plan desfasado y nadie se había preocupado de actualizarlo. UPN que lideró EDER durante décadas lo dejó morir. En años anteriores, ni se oía, ni se conocía, ni se contaba con este Consorcio, cuando en otras zonas de Navarra se agrupaban y crecían como comarca.

¿Qué intenciones tiene el Sr. Toquero con estas burdas maniobras? El mismo lo dice sin pudor, pretende utilizar el Consorcio EDER en su particular estrategia política y la de Navarra Suma contra el Gobierno de Navarra. Reclama, ahora, actuaciones que mientras ellos dirigieron EDER no fueron capaces de llevarlas a cabo.

A pesar de no coincidir en ARIZ con algunos de sus proyectos estratégicos y apostar por opciones más ecológicas, más económicas y más sociales, reconocemos el trabajo de estos cuatro años por Abel Casado y su equipo y apoyamos la continuidad de su labor.

Desde hace tiempo venimos diciendo desde ARIZ que todos los agentes con sensibilidad ante las desigualdades debemos actuar en común, dejando las diferencias aparte, para evitar estas situaciones de involución que nos llevan al victimismo y a la parálisis de la Ribera.

ARIZ