Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 07 de junio de 2020
  • Actualizado 05:18

No aceptaremos un engaño sobre el futuro de Correos por parte de la coalición del gobierno

No aceptaremos un engaño sobre el futuro de Correos por parte de la coalición del gobierno

He leído en la prensa el artículo "La realidad de Correos" de un trabajador de Correos perteneciente a la plataforma de eventuales de Correos. No cabe duda de que este Gobierno, en el que el lector de “Plaza Nueva” pone su esperanza, debe tener encima de la mesa su proyecto de Ley para la empresa Correos del Futuro, porque la actual no tiene viabilidad. 

Correos es un sector estratégico que el PSOE y ahora la coalición PSOE-PODEMOS tiene encima de la mesa. Lo sabemos. Sabemos que ya tiene una estrategia, pero no sabemos cuál. Desde el sindicato independiente SIPCTE les hemos preguntado as¡ través de sus portavoces para que nos expliquen si tienen la intención de devolver a Correos a la AGE, es decir que deje de ser una Sociedad Anónima y vuelva a la Administración, o si recogen la idea del PSOE de los años 90 de que Correos sea una empresa pública en lo que respecta al Servicio Postal Universal, es decir, ser los “notificadores del Estado” y dejar el 49% del capital en manos de empresas privadas que paguen un canon a Correos -es decir al Estado, lo cual es complicado en la Unión Europea, o si por el contrario pretenden privatizar la Sociedad Estatal.  

El firmante del artículo pide, sin embargo, que se lleven a cabo medidas que debería saber que no son posibles en la actual Europa Comunitaria, excepto si cambiamos el marco y la regulación postal europea. En cualquier caso, que responda el Gobierno de la Nación es la clave. Porque, como digo no creemos que no tengan a estas alturas un plan para Correos, siendo una de las empresas más grandes del País y con tantos trabajadores y empresas que dependen de nosotros. Creemos firmemente que Correos debe volver en lo que respecta al Servicio Postal Universal a manos del Estado, dentro de la AGE, pero discrepamos que Correos y los empleados tengamos que ser mano de obra barata para que los directivos de la empresa se lucren vendiendo números de la ONCE, repartiendo propaganda de empresas multinacionales, o revistas del IKEA, eso no es servicio postal público. Llevar revistas o catálogos de las multinacionales, a precios de risa con los impuestos de todos, no es público, es un abuso. 

Por cierto, aprovecho para pedirle, por enésima vez a la alcaldesa de Barcelona que devuelva el correo municipal a la empresa pública de Correos, que lleva años en manos de una empresa privada, porque si no podemos hacerlo en una ciudad de 1.6 millones de habitantes, romper el sistema de Sociedad Anónima Mercantil como es CORREOS ya ni me lo imagino, y el gobierno municipal en Barcelona es del mismo color que el de la Nación. Queda claro y no empecemos a recuperar lo público por el tejado. 

Manuel Aguilella Salgado
Acción Sindical SIPCTE