Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 05 de agosto de 2020
  • Actualizado 03:39

Hospital de Tudela: un servicio de futuro y una empresa de todos

Hospital de Tudela: un servicio de futuro y una empresa de todos

Hace prácticamente 30 años que se puso en marcha el Hospital Reina Sofía de Tudela con el esfuerzo de todos los navarros. Los dos partidos mayoritarios de Navarra, UPN y PSN con el apoyo también de otros grupos políticos presentes en el Parlamento de Navarra sacaron adelante en los Presupuestos Generales de Navarra las dotaciones presupuestarias necesarias para que se construyera el Hospital, se equipara y su pusiera en marcha con los primeros profesionales, casi todos jóvenes. En el tiempo transcurrido desde entonces con el esfuerzo de los profesionales, los ciudadanos con sus aportaciones a través de los impuestos y las personas que han dirigido Navarra, han hecho crecer este Centro año tras año.

Hoyes un hospital consolidado que atiende en la mayor parte de las necesidades sanitarias, a una población de algo más de 100.000 habitantes, en su mayor parte ciudadanos de la Ribera de Navarra pero también de las zonas limítrofes de las Comunidades de Aragón y La Rioja.

Desde su puesta en marcha, no ha dejado de crecer en presupuesto, plantilla y servicios. En los últimos años se le ha ido dotando de servicios que no son habituales en un hospital comarcal y que le dan un carácter de hospital general del Área Sanitaria que abarca toda la Ribera de Navarra, como son la oncología médica, hospitalización de agudos de salud mental , alergología , geriatría , los circuitos de rápida resolución diagnóstica, la atención a crónicos y pluripatológicos, las actividades de trabajo colaborativo con Atención Primaria en diversas especialidades, la puesta en marcha de nuevas modalidades asistenciales como la consulta no presencial y el trabajo en red con otros centros, así como otros servicios y actividades que conforman ahora mismo una cartera de servicios con 19 especialidades presentes en el Centro, apoyadas por otras especialidades de nivel terciario y de carácter regional desde el Complejo Hospitalario en Pamplona.

Por ello y cuando en los momentos presentes se alzan voces, en algunos casos estoy seguro que bien intencionadas y en otros con evidentes intencionalidades alej~das del interés general y de la vocación de servicio público, en las que se afirma que el Hospital de Tudela se está desmantelando y que se cierran servicios, no puedo dejar de manifestar mi opinión como Director del Hospital y como la persona que ejerce la dirección gerencia del mismo, así como la dirección médica. Una opinión ante todo fundamentada en datos objetivos.

El Hospital de Tudela es hoy un hospital en plena actividad y en crecimiento con grandes oportunidades de futuro a la vista del entorno competitivo público y privado en el que se encuentra. Constituye la mayor empresa de la Ribera de Navarra. En el Hospital de Tudela trabajamos 770 personas, a las que se suman otras 70 personas de las empresas que se ocupan de los servicios no sanitarios pero también esenciales para el funcionamiento del centro como son la seguridad, la alimentación, la limpieza, el mantenimiento de equipos e instalaciones y otros. Todos conformamos un servicio público en el que existe una colaboración público privada que contribuye a su eficiencia .

Estos últimos cuatro años que nos han tocado vivir han sido años enmarcados en una profunda crisis económica, financiera y de confianza en nuestro país y en buena parte de Europa, incluso de buena parte del mundo, a los que no ha sido ajena Navarra ni el Hospital de Tudela y precisamente en este periodo hemos mantenido el nivel de empleo en el Centro, incluso hemos crecido ligeramente para dar entrada a nuevos servicios y actividades. Dispone de 190 camas instaladas, que incluyen las 20 camas de hospitalización a domicilio, y ello sin contar otras 20 camas concertadas en Torre Momeal para la atención de los cuidados paliativos, la psicogeriatría y la medicina interna de media estancia. Estas camas son 4 más de las que había en 2011 ya que en este periodo se han duplicado las camas de la Unidad de Agudos de Hospitalización Psiquiátrica.

Los servicios centrales, al igual que el resto de servicios del Hospital, tienen una actividad creciente. El laboratorio realizó en 2014 un total de 1,5 millones de determinaciones analíticas frente a 1,3 millones en 2011. Radiología en 2014 llevó a cabo 89.339 estudios frente a los 88.976 de 2011. Se han realizado además en 2014 un total de 67.013 exploraciones complementarias frente a las 56.929 de 2011 .

Los servicios médicos y quirúrgicos atendieron en 2014 un total de 137.775 consultas entre primeras consulta y revisiones de pacientes frente a las 134.042 de 2011. Se han atendido en 2014 un total de 47.384 urgencias frente a las 48.715 de 2011, dato por cierto positivo el que disminuyan las urgencias. Se produjeron 44.117 estancias en 2014 frente a las 42.703 de 2011 que se corresponden con 9.264 ingresos de pacientes en 2014 frente a los 8.543 de 201 1y por concluir este pequeño muestrario de números, en 2014 se llevaron a cabo 5.809 intervenciones quirúrgicas frente a las 5.683 de 2011 .

Sinceramente con estos datos de actividad y hay muchos más que estaría encantado de explicar a quien los desee conocer, nadie puede afirmar que el Hospital se desmantela o que el Hospital está minorando su actividad. Quien lo afirme o miente o desconoce la realidad.

Los 56 millones de euros de presupuesto consolidado del ejercicio 2014 que además sufren un importante incremento por las inversiones en 2015 para la puesta en marcha del nuevo edificio quirúrgico y de partos no son los datos de un hospital que se desmantela, son por el contrario los datos de un hospital en crecimiento y muy vivo que aspira a seguir siendo la primera empresa de la Ribera de Navarra.

A las realidades puestas en marcha en los últimos cuatro años le siguen otros proyectos inmediatos como son la puesta en marcha de la Cirugía Mayor Ambulatoria en la primera semana de febrero, que supondrá una gran mejora para los ciudadanos posibilitando en determinados procedimientos quirúrgicos el ingreso y el alta en el mismo día de la intervención. La incorporación de nuevas especialidades a través del desplazamiento de especialistas de Pamplona al propio Hospital de Tudela, alguna de las cuales se hará realidad en las próximas semanas. El inicio por fín de la obra de traslado a la 5" planta del Hospital de Día de Oncología. Finalmente, la esperada apertura del nuevo edificio quirúrgico y de partos una vez finalice el equipamiento del mismo tras la adjudicación realizada días pasados.

Es cierto que estos años de crisis han supuesto momentos en los que hemos tenido que hacer grandes esfuerzos con la colaboración de todo el personal para ajustar el gasto sin dejar de prestar los servicios. Es otro ejemplo de eficiencia de este Hospital que ya de por es un hospital eficiente, yo diría que muy eficiente.

Seguramente muchas de las actuaciones llevadas a cabo y otras que van a finalizar en breve, nos hubiera gustado haberlas ejecutado antes pero si no fuésemos cuidadosos con el gasto seguramente habríamos puesto en riesgo el propio Hospital y su financiación y, por tanto, ha habido que ralentizar la puesta en marcha de estos proyectos acompasándolos a las disponibilidades presupuestarias.

Tenemos listas de espera, necesidades de reposición de equipamientos, necesidad de apoyo puntual por servicios externos y otros problemas que con el esfuerzo continuado sin duda que los superaremos. Ilusión no falta y proyectos tampoco para que cuando las disponibilidades presupuestarias lo permitan puedan hacerse realidad, ya que contamos con proyectos que vendrán a mejorar en el futuro las dotaciones existentes, como son la adecuación de la actual área quirúrgica que quedará disponible para habilitar en ella una dotación de salas para endoscopias, cirugía mayor ambulatoria con circuitos independientes, cirugía menor, una nueva URCE que se transformará en una pequeña UVI conectada con el resto de unidades de intensivos y trabajando en red, la reforma y modernización de las plantas de hospitalización, la creación de un área polivalente de hospital de día que albergará entre otras una nueva unidad de hemodiálisis con accesos y circuitos independientes de la hospitalización, las futuras nuevas urgencias con diferenciación de la urgencia general y de la ginecológica como hoy, pero en unas instalaciones renovadas y más funcionales, con incluso un área de urgencias pediátricas, la modernización de las áreas de rehabilitación y diagnóstico por imagen, la construcción de una nueva zona de consultas que duplicará la capacidad actual y la reurbanización exterior. Son todos proyectos trabajados y avanzados para este Hospital construido y desarrollado entre todos durante muchos años, consolidado en el momento presente pero con un ambicioso proyecto de futuro para el que necesitamos el esfuerzo de todos en esta empresa colectiva.

De corazón tengo que decir que este proyecto no es el de un hospital que se desmantela o que se cierra, ni que se privatiza. Es el de un hospital en desarrollo que ha sabido reaccionar ante la crisis y que está muy bien posicionado para el futuro. Trabajemos todos de manera eficaz por ese futuro desde la responsabilidad

Juan Ramón Rábade Iraizoz

Director del Hospital Reina Sofía de Tudela