Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 02 de abril de 2020
  • Actualizado 05:24

Valoremos las cosas y no las casas

Valoremos las cosas y no las casas

Ahora toca hablar de las casas y  durante días es monotema. Por eso las fuerzas de la prensa, radio y tv, cada vez menos independientes y cada vez más pesebreras. Han decidido crear una tarifa a medida de cada signo político: si eres de extrema izquierda tu vivienda no debe costar más de 60.000€; si eres de izquierdas 150.000€; si eres socialista 250.000€; de centro 400.000€;  si eres de derechas no hay límite y no importa de donde venga el dinero; si eres monárquico además se permite yate.

Parece que Rato, continúa en un enorme yate, observando sus mansiones por video vigilancia. A pesar que está demostrado que su mala gestión fue el motivo de miles de desahucios, lo que supuso varios suicidios y miles de personas se quedaron sin sus ahorros y sin vivienda. Creo que Pujol y sus hijos están tan "ricamente" esperado que lo suyo prescriba, como en tantas ocasiones ha pasado.  Y así cientos de políticos de Madrid, Sevilla, Valencia, Baleares... 

Ojalá se habrá la veda y empecemos a descubrir las propiedades de todos los políticos y de cómo las han obtenido. Porque mientras sea con su dinero con el que legalmente las hayan comprado, me importa un carajo la posición que defienda. Por qué ser de izquierdas no significa vivir en la miseria, de la misma forma, ser de derechas no significa ser un explotador. Ni tan siquiera ser político debería significar ser un delincuente. Por tanto valoremos las cosas y no las casas fríamente, intentando que los árboles no nos impidan ver el bosque. Y a ver si somos capaces el pueblo llano, de conseguir hacer como hacen los políticos, después de una agria discusión en el parlamento, tomarnos juntos unas cañas relajadamente.