Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 14 de diciembre de 2019
  • Actualizado 09:25

Fin de semana en el Gaztambide

Fin de semana en el Gaztambide

Una vez más ha quedado holgadamente demostrado que: Tudela es un vivero de gentes con talento, que a nada que se les proporcione una mínima oportunidad y medios, se convierten en artistas.

 El fin de semana musical, comenzó el viernes día de la patrona de los músicos; Santa Cecilia. El conservatorio de Tudela Fernando Remacha concedió sus premios 2019:   Premio Remacha Honorífico 2019 para: Pedro Pablo Garijo Cruz, maestro de música y director del Coro de Griseras.  Henar Francés Ochoa con su obra “Never” recibió el de Composición, y otros 19 alumnos los de Interpretación en las distintas categorías.

Durante el acto Marta González Bordonaba, antigua alumna del conservatorio, y en la actualidad, violinista de fama internacional,  acompañada por el guitarrista y profesor del conservatorio: Enrique Hernández Adeva. Nos entusiasmaron con un breve pero extraordinario recital de seis sonatas de: Niccoló  Paganini, presentado por el propio “Paganini” (Luis González, polifacético y poliglota; padre de Marta).  Como colofón, tomo la palabra el merecidamente galardonado con el premio honorifico: Pedro Garijo Cruz, emocionándonos a todos los asistentes con su alocución. Si algo quedó claro es que; el conservatorio de Tudela, es un semillero de músicos permanente, y que entre todos tenemos que mantener y potenciar.

El sábado nos deparaba otra agradable sorpresa musical.  La celebración del décimo aniversario de Shinjiru, grupo vocal muy querido en la Ribera  Un acto que llevaban ensayando y preparando con gran cariño e ilusión desde hace muchos meses.  Comenzaron desgranando un simpático resumen de sus 10 años de existencia argumentada, gráfica y musicalmente.   Haciendo gala no solo de sus dotes musicales, si no poéticos y de interpretación teatral.

En la segunda parte nos sorprendieron con una gran recopilación de bandas sonoras de cine cantadas a capela, acompañados por los coros: Fernando Remacha, Tutera Kantuz, infantil de Griseras, Escuela de danza Fitness, Yaallah -Yaallah, y Cochán Martínez a la percusión.  Y para clausurar el acto a modo del concierto de año nuevo en Viena, apareció en escena: Don Vito Corleone; el Padrino (Luis González), en un perfecto italiano, “invito” a Marta Lourido (directora de Shinjiru) a que todos los participantes, coros y publico incluidos, entonaran: La Revoltosa, y por supuesto el momento fue; apoteósico.

Para terminar, este musical fin de semana,  el domingo se celebró el XIII concurso de jotas Ciudad de Tudela en el mismo teatro.  El coro Joaquín Gaztambide, también celebro su concierto en la iglesia San Juan. 

Gracias a todos y  ¡¡¡Viva la Música!!!