Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 07 de diciembre de 2019
  • Actualizado 08:07

El no hacer nada es empobrecer

El no hacer nada es empobrecer

Ante la gran sequía que existe en la mayor parte de España y viendo la escasez de agua, es sorprendente ver que todas las cuencas de los ríos de nuestro país, se encuentran mal
cultivadas o medio abandonadas sus tierras.

La mayoría de estas fincas son fincas pequeñas, y que con la maquinaria actual no les resulta rentable cultivarlas. Ante este problema creo que es de emergencia, a nivel de Gobierno de España y los Gobiernos Autonómicos, acometer una concentración parcelaria que abarque a todas las cuencas de los ríos españoles, y a la vez poder tener otros sistemas de riego, con lo que se conseguiría un ahorro sustancial de agua, que buena falta nos hace.

Si el Gobierno de España y las Gobiernos Autonómicos fuesen capaces de llevarlo a buen fín y realizarlo, sería un atractivo para evitar el abandono de los jóvenes de la agricultura, y conseguir que la producción de las cuencas subiera a un nivel del cien por cien, y se incrementaría en un treinta y cinco por ciento la mano de obra empleada en este proyecto.

Sé que esto tiene unos costos elevados, pero quizás debería pensar nuestra clase política que toda inversión en creación de puestos de trabajo y de fortalecer nuestro crecimiento económico tiene prioridad sobre otros proyectos, sobre todo de los gobiernos autonómicos, que dan más importancia a un programa de partido que al bienestar de todos los ciudadanos de esas autonomías, en los que a veces crean divisiones donde no las debería de haber. Ese dinero estaría mejor empleado en estos proyectos de riqueza económica y social.