Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 12 de julio de 2020
  • Actualizado 12:24

La Copa mola

La mano de Luis Rubiales se está notando y pese a sus desaciertos, el formato renovado de esta Copa está resultando todo un acierto. Eso sí, con matices todavía que pulir. 

Hacía mucho tiempo que no vibrábamos tanto con unas eliminatorias de la Copa del Rey como lo estamos haciendo en esta edición. Hemos podido ver a la Peña Azagresa jugar contra todo un Primera y unos deceiseisavos, muy emocionantes, con un día memorable el de ayer en el que cuatro primeras fueron eliminados por equipos de categorías inferiores.

El martes nos tocó sufrir a los rojillos un pase agónico frente a un 2ªB. Durante el partido tocó recibir comentarios jocosos de amigos de otros equipos y, aunque finalmente superamos la eliminatoria, a algunos todavía nos dura el cangüelo. Entre quienes se las prometían tan felices ese martes y disfrutaban tantos estaban los culés. Sí, los aficionados del Barça que creían tenerlo todo hecho en su viaje a Ibiza, pero que tuvo que ser en el último minuto de partido cuando firmasen el pase a octavos después de haber tenido que remontar un 1-0 y de haber sufrido de lo lindo. Lo que sí nos está enseñando esta Copa es que hay que ser bastante cautos porque cualquier equipo te puede dar un susto o un golpe del que ya no te puedas levantar, que se lo digan a los del Atleti. 

Sustos y sorpresas en 1/16 final

Estos deciseisavos de final quedarán en la memoria por el pase de la Cultural Leonesa (2ªB) ante todo un Atlético de Madrid y la eliminación del Eibar por otro 2ªB, el Badajoz. Además, cuatro equipos de segunda (Zaragoza, Tenerife, Mirandés y Rayo) han logrado eliminar a otros cuatro primeras (Mallorca, Valladolid, Celta de Vigo y Betis).

Pero es que además, ha habido muchos sustos: el Barcelona en el descuento, Osasuna y Granada en la prórroga y el Athletic de Bilbao en una agónica tanda de penaltis. Valencia y Leganés ganaron por la mínima ante un 2ªB y el Real Madrid sentenció a otro 2ªB en el 93. Tan solo ha habido tres primeras que han vencido con cierta holgura: Real Sociedad y Sevilla, precisamente eliminando a otros primeras (Espanyol y Levante) y el Villarreal. 

Así pues tenemos a 10 primeras, 4 segundas y 2 segundas B para octavos. Informa @pedritonumeros en su cuenta de twitter que desde el 2005 no había una ronda con tan poca presencia de equipos de primera. Entonces fueron 8 y la final acabó siendo Betis-Osasuna. El Betis ya no está, pero ¿y si repetimos con Osasuna?

Cómo mejorar esta Copa del Rey

Es cierto que este nuevo formato es mucho más atractivo y haya mucha más emoción. También es cierto que participan más equipos de categorías inferiores, pero todavía hay algunos detalles que chirrían. Por un lado, no se entiende que haya cuatro equipos que se salten dos eliminatorias por tener que jugar la Supercopa. No es de recibo que esos cuatro equipos tengan más posibilidades de ganar esta competición disputando dos partidos menos que el resto.

Además, se echa en falta que el sorteo sea puro desde el comienzo. Todos contra todos y que la suerte reparta la emoción. ¿Qué problema hay con tener un Barça-Madrid en la primera ronda o que un 2ªB se plante en la final? ¡Ojalá!

Y por último, dos opciones a los partidos que terminen empatados tras los 90 minutos reglamentarios: en caso de empate que pase el equipo de menor categoría y que, si son de la misma categoría, se recupere el gol de oro (cuando uno de los dos equipos marque gol se termine el partido).

Pese a estas posibles mejoras, esta Copa sí mola.