Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 22:20

Fiestas, la vida sigue igual

Fiestas, la vida sigue igual

Con 315.000€ de presupuesto el Ayuntamiento no puede hacer milagros a la hora de confeccionar el Programa de nuestras Fiestas de Santa Ana. En este caso se habla de optimizar recursos, agudizar el ingenio y poner imaginación para hacer un programa digno que, generalmente, nunca deja contentos a todos. Y es que de Fiestas entiende todo el mundo, desde los niños, a las mamás y los abuelos. Todos tienen conocimientos, opinión y razón.

Las Fiestas han ido evolucionado con el paso de los años, al igual que la sociedad ha ido cambiando sus hábitos. Las Fiestas de la era moderna, en mi opinión, comenzaron su transformación hacia lo que son hoy en la década de los 70 y comienzo de los 80. Hicieron su aparición peñas jóvenes como La Teba, La Jota, Ciudad Deportiva, El Mantazo, San Juan, El Brindis, Beterri, y otras más veteranas aportaron juventud como El Frontón o El Arenas.

Las peñas cogieron gran fuerza a la hora de aportar ideas y realizar actividades en Fiestas. A la vez desaparecieron los conciertos en las Sociedades Deportivas; Frontón, Arenas y Muskaria, todos de pago, y el Ayuntamiento tomó las riendas de la organización de las verbenas gratuitas en la plaza de los Fueros. De la misma forma, hubo un movimiento muy importante de peñas y aficionados taurinos que trabajó durante varios años para conseguir que en los encierros se echasen los toros de las corridas y darle así mayor espectacularidad y emoción a los mismos.

"En sus primeras Fiestas nos ofrecen un Programa un poquito más flojito que el último de UPN... No se dan cuenta de que las Fiestas son inversión...

Han sido incapaces de cambiarlo"

Desde el Ayuntamiento entendieron que merecía la pena invertir en nuestras Fiestas potenciando los espectáculos gratuitos como encierros, fuegos y música en la calle (orquestas, charangas, etc.). No cabe duda que la marca “Tudela” adquirió prestigio y relevancia siendo destacadas nuestras Fiestas en revistas especializadas nacionales, incluso fueron protagonistas a nivel internacional.

Pero todo esto parece que ya es historia. Han llegado peñas nuevas, otras se han renovado y alguna ha desaparecido, pero siguen teniendo gran influencia y poder de convocatoria. A su vez, la nueva política venía con la idea de  realizar cambios significativos para la semana grande. Y lo primero que hicieron fue no apoyar las corridas de toros ni las manifestaciones religiosas: Novena, Procesión de Santa Ana, etc.

En resumen, que después de tantos años, desde la transición hasta hoy, con gobiernos, socialistas primero, y regionalistas después, llega el gran cambio político con Izquierda Unida-Batzarre, PSN y Tudela Puede, y en sus primeras Fiestas nos ofrecen un programa similar al último de UPN, o un poquito más flojito, si se me permite la expresión. Se han obsesionado con el ahorro y no se dan cuenta que las Fiestas son inversión. Y muy importante por cierto; en puestos de trabajo, ingresos y promoción de la Ciudad. Todo lo que criticaban estando en la oposición han sido incapaces de cambiarlo al llegar al gobierno.

¡Es lo que tiene la política!

Fernando Inaga

Ex-concejal de Tudela