Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 30 de mayo de 2020
  • Actualizado 22:35

El mal uso de las calles peatonales

El mal uso de las calles peatonales

Mi pueblo, Tudela, siempre lo he considerado una Ciudad muy agradable para vivir sin ser de muchos habitantes, bien situada a distancia de Pamplona, Logroño, Soria y Zaragoza.



Hace años se empezó a comentar que ciertas calles como Carrera, y plaza de los Fueros se podían hacer peatonales, cosa para mí imposible, puesto que toda la vida las he conocido con tráfico, pero al poco tiempo de los comentarios se efectuaron las obras de plaza de los Fueros, Carrera y, ante la oposición, también se peatonalizó Herrerías, antigua calle Villanueva.



Todo esto hoy en día es una maravilla, pero ¿qué ocurre en dichas calles? Un mal uso de ellas. He visitado lugares como Vitoría, Bilbao, Alicante, y en Italia, Trento, Florencia, Pisa y Verona, y con gran curiosidad, me fijaba en los espacios de sus calles. Es curioso, en los espacios marcados para bicis, todo el mundo circula por dichos carriles, en las zonas peatonales nadie está jugando al balón, y las papeleras casi siempre están llenas, pero no se ve a nadie que tire nada al suelo. También diré que hay más espacios designados para jugar.



Aquí en Tudela, el pasado mes de Noviembre a las 10,15 de la noche pasaba yo por la plaza de los Fueros y me pegaron un fuerte balonazo en la cara y mis gafas fueron al suelo. Este año, el sábado 12 de mayo a las 11.45 de la noche en la plaza, conté tres grupos de niños y no tan niños jugando desesperadamente al balón en la parte de los porches, muchas veces el balón llegaba hasta el Bar Aragón y al Diamante, golpeando a más de un peatón. Estuve un buen rato comentando con la gente lo que está ocurriendo en las calles peatonales.



En Herrerías no me he parado tanto, pero también algunas tardes es imposible pasear con tranquilidad, las bicicletas circulan a toda velocidad sorteando a los peatones y muchas veces pasan tan cerca que más de uno se lleva un buen susto.



Mi pregunta es, ¿puede hacer algo el M. L Ayuntamiento para arreglar esta situación? Que los niños no saquen el balón en las calles peatonales para jugar, que se designen espacios para que jueguen. Y también los padres deberían educar a los niños para que a esas horas en las que salen a tomar un café después de cenar no son horas para que estén dando patadas al balón.



Y me consta el buen hacer y el interés del concejal de la Policía local, Sr. Femández, pero le pido que se implique en este tema dando una solución a los ciudadanos y personas mayores que salimos a pasear por nuestra ciudad con tranquilidad, todos se lo agradeceremos.