Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 06 de abril de 2020
  • Actualizado 16:24

Aplicación de la lógica difusa por el Ayuntamiento de Tudela

Aplicación de la lógica difusa por el Ayuntamiento de Tudela

La lógica difusa se empezó a desarrollar en la década de los años 60, cuando la complejidad de este proceso es muy alta y no existen modelos matemáticos precisos, para definiciones y conocimientos subjetivos, como, por ejemplo, los límites de verdad entre "verdad totalmente" y "totalmente falso".

En cambio, no es una buena idea usar la lógica difusa cuando algún modelo matemático ya soluciona eficientemente el problema, o cuando los problemas son lineales.

Si consultamos los datos que nos ofrece el Consejero del Departamento de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales Don Juan Luis Sánchez de Muniáin, acerca de la evolución del sector turístico en Navarra, se comprueba que las cifras siguen aumentando año tras año, contribuyendo a mejorar la economía y el empleo en Navarra, algo que hoy en día, con la que esta cayendo, sabe a “gloria bendita”.

Si además analizamos los números que nos reporta la Web del Departamento de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales sobre la demanda de información en destino, en las oficinas de Turismo de la red del Gobierno de Navarra, podemos comprobar como la Oficina de Turismo de Tudela fue la SEGUNDA MAS VISITADA de todo Navarra en el 2011, con 55.923 visitas presenciales, detrás de Pamplona con 64.843 y por delante de Olite con 53.563, Roncesvalles con 50.944, Estella con 39.694, Ochagavía con 34.113, Javier con 28.346, Roncal con 22.498, Sangüesa con 22.178, Bertiz con 21.032 y Lekumberri con 12.987.

Alguien puede pensar que la Oficina de Turismo de Tudela ha tenido suerte en el año 2011, pero si calculamos la media de visitas presenciales desde el año 2003 hasta el 2011, VUELVE A SER LA SEGUNDA MAS VISITADA de todo Navarra en los últimos nueve años, con 52.294, detrás de Pamplona con 95.820 y por delante de Roncesvalles con 51.992, Olite con 48.040, Estella con 40.330, Ochagavía con 36.381, Bertiz con 26.852, Javier con 26.824, Sangüesa con 25.740, Roncal con 22.407 y Lekumberri con 14.586.

Estos datos nos inducen a la conclusión de que la Ciudad de Tudela y en concreto, su Casco Antiguo, junto con su gastronomía y la idiosincrasia de sus gentes, tiene los ingredientes necesarios para poder convertirse en un polo de atracción turística de tipo histórico, artístico y cultural, que contribuye al crecimiento económico de la Ciudad.

Por ejemplo, si en el 2011 la Oficina de Turismo de Tudela ha recibido 55.923 visitas, todas estas personas como mínimo han comido y/o han pernoctado una noche en Tudela. Lo que traducido a ingresos por turismo, estaríamos hablando de entre dos a tres millones de euros aproximadamente.

Por lo tanto, el modelo de trabajo desarrollado desde la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Tudela y como punta de lanza, la Oficina de Turismo de Tudela, ha sido el adecuado hasta el momento actual, generando un valor añadido a la economía tudelana.

Es en este punto donde el Ayuntamiento de Tudela cambia la lógica matemática por la lógica difusa y, para contener los gastos del Ayuntamiento, decide hacer los siguientes cambios:

1-) Eliminar la oficina de Turismo (tres personas al paro), dada la incapacidad de conseguir una mayor

financiación del Departamento de Turismo del Gobierno de Navarra, como ocurre con otras Oficinas de

Turismo de otras localidades navarras.

2-) Disminuir la limpieza del Casco Antiguo (ocho personas al paro).

3-) Cerrar la Cámara Oscura de la Torre Monreal, que fue inaugurada en el año 2007, cuyo coste fue de

650.000 € y solo en los ocho primeros meses tuvo 6.000 visitantes (dos personas al paro).

4-) Solicitar un Plan Estratégico de Turismo, cuyo coste asciende a 20.900 €, para no hacer nada, sino justamente

lo contrario a lo que dice el informe.

5-) Proyecto de la rehabilitación de la Iglesia de San Nicolás por el que se pagaron 111.168 euros, para guardarlo

en un cajón y esperar a que se derrumbe, o infecte a medio Casco Antiguo, por acumulación de excrementos

de palomas y cigüeñas.

Desde la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo de Tudela, vemos con especial tristeza y preocupación, cómo el Ayuntamiento de Tudela está laminando la oferta turística tudelana, destruyendo el empleo, mermando la posibilidad real y contrastada de generar riqueza en los sectores de hostelería y comercio de la Ciudad de Tudela, así como contribuyendo a la degradación del Casco Antiguo de Tudela.