Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 06 de abril de 2020
  • Actualizado 17:11

Aclaraciones sobre la aplicación de la subida del IVA en los taxis

Aclaraciones sobre la aplicación de la subida del IVA en los taxis

El sector del taxi, como cualquier otro sector afectado por el cambio del IVA, -que pasa en este caso del 8 al 10 por ciento-, debería haber trasladado la subida del IVA a las tarifas el uno de septiembre.

Esta idea sirve tanto para la tarifa interurbana, que depende del Departamento de Fomento y Vivienda del Gobierno de Navarra, como para la urbana, que depende de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP)

La falta de actualización del IVA puede provocar, sólo en el ámbito urbano, unas pérdidas de 90.000 euros en tres meses, una cantidad que los taxistas no pueden asumir ya que agravaría la situación que vive el sector por la crisis y que se traduce en una pérdida de casi el 45 por ciento del servicio.

Partiendo de esta idea no es posible, -como se ha llegado a decir-, que los taxistas asuman económicamente la subida del IVA a través de un acuerdo con el Departamento de Fomento y Vivienda. Además es materialmente imposible dicho convenio, ya que este Departamento no es competente para establecer las tarifas urbanas de taxi.

Así pues, la decisión de mantener el IVA no depende de Teletaxi San Fermín, sino de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP) que, al parecer, ha carecido de tiempo material para realizar el proceso administrativo que actualizaría el IVA.

En las conversaciones que Teletaxi San Fermín mantuvo con la Mancomunidad se acordó adelantar la entrada en vigor de las tarifas de taxi urbano previstas para 2013, ya con el IVA actualizado, y de esa manera compensar la subida del IVA. Esta decisión todavía no tiene una fecha concreta; se hará efectiva cuando los órganos de dirección de la MCP muestren su acuerdo.

Esta misma propuesta fue trasladada ayer al Departamento de Fomento y Vivienda para las tarifas interurbanas de taxi, que sí son competencia de este Departamento. Una solución que en ningún caso, como hemos dicho, pasa por la asunción del sector de los costes derivados del incremento del IVA.