Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 09 de abril de 2020
  • Actualizado 12:51

1512 La Conquista de Navarra

1512 La Conquista de Navarra

Antes que nada, agradecer al Ayto. de Tudela y al Centro de Estudios Merindad de Tudela la organización del 500º y 800º aniversario de la conquista de Navarra y la batalla de las Navas de Tolosa.



Es bueno que se organicen este tipo de eventos. Así navarros y riberos tendremos conocimiento de nuestra historia y para que cada cual se forje su propio criterio, viendo y observando quién y cómo cuenta esa Historia.



Dicho esto, quisiera añadir que yo particularmente me quedé un tanto decepcionado en las charlas de comienzo de esta celebración, y me explico:



1.- En las dos charlas y la conferencia a las que asistí, no se menciona para nada La batalla de las Navas de Tolosa. Hubiese sido interesante debatir y razonar por qué hay gente que cuestiona dicha batalla, como Ambrosio Huici donde en su obra desmitifica la batalla.



2.- Con respecto a la Conquista, en ningún momento se entra en la cuestión de por qué nos conquistaron los españoles, castellanos. A mi entender, eso es la mamía o la chicha, que los navarros y navarras de hoy y de mañana, debemos tener claro. Todo lo demás son apartados en épocas concretas que pertenecieron a la vida y a la sociedad Navarra, como por ejemplo: la religión, las influencias, la cultura, los matrimonios, la violencia, o nuestra lengua el Euskera.



3.- En algún momento se habló de forma interesada

y parcial, así lo interpreté y

así lo digo.



Se trataba a algunos reyes navarros poco menos que de franceses cuando se aliaban con ellos para la defensa del Reino, del acoso del Reino de Castilla. Como si los navarros de entonces tuvieran que ser por la fuerza españoles o castellanos. En mi humilde opinión, por la fuerza de las armas, hoy somos españoles.



4.- No se puede decir pública y graciablemente que el euskera no existía en la Ribera tras la conquista. Debido a las influencias precisamente de otros estados, en la Ribera, en mayor o menor medida, estaba presente. A Luis María Marín, ponente de una conferencia, que es una persona que recopila cantidad de datos, no puede quedarse en la ignorancia, por eso le invitaría a leer al historiador y escritor Jimeno Jurío en “Navarra. Historia del Euskera”, u otros autores como el licenciado en Ciencias de la Información, el Corellano Javier Sainz Pezonaga, en “El Euskera en la Ribera de Navarra”.



5.- Esteban Orta me pareció excelente en su disertación, en su línea, al igual que Juanjo Bienes, si bien de este último esperaba un poco más, sobre todo del castillo de Tudela, en otra ocasión será.



A pesar de mi decepción, creo que es importante que este tipo de eventos dé pie a debates y razonamientos, por qué no, distintos, donde cada cual se cree su propio criterio. Espero resarcirme con el teatro de mi amigo Luis, “El jabonero”, y Compañía, al igual que con la exposición preparada para el colofón.