Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 23 de enero de 2021
  • Actualizado 01:34

Receta para un reconfinamiento

Receta para un reconfinamiento

Ya huele, es otra vez ese olor… Pensaba que estaba soñando otra vez, pero esto tiene pinta de ir para largo. Creo que viene otra vez de abajo como no, y es que arriba sube el humo pero no parecen enterarse, o no quieren. Recuerdo que hace poco más de un mes ya venía algo de este olor a chamusquina, pero como somos la niña mimada de la clase del PSOE, nos han ido dejando hacer. 

Navarra: líder en España en incidencia acumulada por Covid-19 (ya por encima de los 1.000 por 100.000 habitantes en los últimos 14 días). Si nuestro país era líder en Europa, aquí no podíamos ser menos. Lamentablemente este dato va acompañado de sabores amargos como el 29% de ocupación en UCI y 31 fallecidos a día 20 de octubre*. 

Muchos no huelen bien esto último, efectivamente es un síntoma de que algo no funciona en este país de extremos, que pasamos un mes después de la catástrofe de toser en el codo a ir con la mascarilla y el gel hasta para cualquier cosa que se puedan imaginar. Yo les ofrezco una receta de políticas válida para el resto del país por si quieren reconfinar por tercera vez, y que comparte ingredientes con el confinamiento de marzo: 

  • Ausencia de control de fronteras. Porque nuestra “Marca España” lo valía, y para garantizar la vuelta segura a la playa de los “guiris” y nuestros compatriotas, al bajar del aeropuerto en la tierra de Cervantes, no había PCR que valiera. 
  • Falta de coordinación entre administraciones. ¿Para qué queremos datos al día o criterios unificados sobre qué medidas tomar en los reinos de taifas?
  • Metodología de rastreo ineficaz. Y aquí está el quid de la cuestión. De nada sirve pescar con una red grande (ser los que más pruebas PCR hacemos) si luego se nos escapan la mitad de los contactos por un agujero hecho por la labor ineficaz. Por ejemplo: retraso en la efectuación de las pruebas, pocas garantías de confinamiento de los posibles positivos, ausencia de tests a posibles contactos, y un largo etc. que seguro que compartirán por muchos de nuestros paisanos.

A esto le añadimos una vuelta prematura al colegio y un uso de mascarilla (al 21% del IVA) como nos sale de debajo de las narices, y esperamos a que las cifras se desborden un poco para mandar a reconfinar.

Ahora creo que empiezo a oír como algunos abren las ventanas para a ver si el aire del carácter pícaro español, mediterráneamente se lleva el humo. Pobres, posiblemente el resto de PIG(S) (el acrónimo que utilizaban para referirse a Portugal Italia, Grecia y España tras la crisis de 2008), alucinan con la que estamos montando. Especialmente Grecia que siguió la receta desde el principio, pero al contrario: con 10 millones de habitantes tiene menos muertos (528) que Navarra (652) teniendo  650.000. Un apunte serio: recordemos que cada una de esas cifras esconde la vida de una persona segada. 

Pero ya que hablamos de cocinar me gustaría hablar de otras cifras que quizás aparezcan próximamente, me refiero a las de aquellos fogones de la hostelería y la restauración que quedarán apagados por ley a partir de este jueves 22. ¿Vamos a dejar que los chamusquen al sector definitivamente? 

*Datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad en los últimos 7 días.