Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 23 de enero de 2021
  • Actualizado 02:28

El futuro empresarial

El futuro empresarial

Decía John Keneth Galbraith que Dios había creado a los economistas para dejar bien a los meteorólogos. Esto, que no deja de ser una broma, tiene algo de cierto. Cuando vemos el tiempo que va a hacer mañana creemos que puede acertar bastante. Así mismo, el análisis de un economista puede decirnos qué va a pasar con la economía a corto plazo. Conforme se extiendan temporalmente las predicciones meteorológicas o económicas el acierto será menor. Que se lo pregunten sino a aquellos que escribieron el típico artículo de fin de año sobre perspectivas para este 2020. No obstante, tenemos claras algunas certezas que cualquiera puede ver. A nivel mundial hay sectores muy dañados como todos los que tienen que ver con el transporte de viajeros, turismo, y los sectores cíclicos como la banca. Estos están mal y tienen nubarrones encima para una temporada larga, quizás dos o tres años. Hay unos ganadores claros que son los relativos a la economía digital (teletrabajo, formación online, transformación digital) y el comercio electrónico encabezados por Amazon. Estos han adelantado en unos meses lo que debían crecer en años. Tienen dos o tres años de bonanza. Por otro lado, los Estados, como España, tremendamente endeudados y con economías en crisis tienen una difícil papeleta. Subir los impuestos empeorará la situación, los recortes ni están ni se les esperan. El empleo no se recuperará hasta que no se estabilice la situación de los sectores dañados. Y mientras esto no pase la economía no volverá a su velocidad de crucero. Son años duros para la Pyme que los más osados utilizarán para aprovechar las grandes oportunidades que surgen cuando nadie se atreve a cogerlas. 

Carlos Medrano Sola es economista en
www.eximiaconsultores.com