Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 23 de enero de 2021
  • Actualizado 01:58

Memoria histórica

Memoria histórica

Hemos asistido una vez más, a un capitulo de incomprensión y hastío mental producido por el acoso de un partido político hacia la memoria histórica. Los ciudadanos que son los usuarios directos de estos nombres en forma de calle y que formaron parte de la historia, siguen sin entender ¿Cómo? o ¿Por qué? Ahora, el cambio de algo que les ha llevado muchos años aprender.

La informacion la utilizan siempre en grado de desestabilización social como recurso ante su verdadero objetivo que es  la crispación social. La memoria histórica abarca muchos capítulos de la verdadera esencia de los españoles. Algunos de estos capítulos son recordados con añoranza otros con dolor, pero todos forman parte de algo mucho más importante que es, la progresión de un país hacia la paz y la libertad, habiendo aprendido de todos esos capítulos. Los dirigentes de partidos “pro” buscan heridas que les permitan amasar esa parte de la población más sensible ante recuerdos negativos.

Sin embargo su nivel  de empatía con aquello que defienden, les permite recordarlo todavía más si cabe en tv con la emisión de películas referentes incluso hasta dos seguidas. Lo escrito y vivido así esta y la progresión humana de las personas debe estar encaminada a quedarse con lo bueno en el afán de mejorar como personas y país. No creo que tenga cabida en la formación política actual, un partido que busca ahondar en el triste recuerdo de un solo español. La sociedad actual se ha formado en parte a la evolución de esa historia. Siempre mirando hacia adelante con el juico y la programación de personas sensatas, que supusieron entender los momentos precisos de los cambios en la sociedad hasta llegar a la democracia y constitución actual.

Pensemos que gran parte de ese movimiento, son jóvenes que no vivieron esa etapa en sus vidas. La manipulación de la informacion acerca de aspectos sensibles es, el caldo de cultivo para lograr estar en el candelero a costa de los que verdaderamente lo pasaron mal. El cambio de nombres de calles por que pertenecieron a uno u otro bando e hicieron una u otra cosa es realmente inverosímil. Parece ser, la historia de España es la única despreciada por sus actores pensemos que en EE-UU el país más patriota, nunca han criticado ni por eso sacado de su historia reciente, sus guerra confederada o contra los indios es más, se motiva su promoción y venta a lo largo de los tiempos en películas y libros.

La historia de un país como España es rica y valiente como conquistadores que fuimos de medio mundo. Debemos aceptar nuestra progresión como conjunto de país con orgullo y optimismo intentado fríamente pensar en positivo. Poco se puede hacer o cambiar alimentando los recuerdos en clave negativa, si es caso volver a rememorar esos momentos que quizás, es lo que buscan los que promueven este tipo de iniciativas. Nos encontramos en una etapa en la que nuestro país tiene retos mucho más importantes que acometer, que soplar estas corrientes de humo que tapan las carencias más importantes de algunos que no tienen capacidad para convivir con parte del presente, que es su pasado.