Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 29 de mayo de 2020
  • Actualizado 06:47

Alejandro Toquero: ¿yo me lo guiso, yo me lo como?

Alejandro Toquero: ¿yo me lo guiso, yo me lo como?

No somos partidarios de debates estériles sino de dejar trabajar a las personas que afrontan esta situación tan grave con responsabilidad de gobierno, sea cual sea su ámbito de actuación. Sin embargo, hay gotas que colman el vaso, y este caso se está dando a nivel local en Tudela. 

El Alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, vuelve a dar muestras de su cara más interesada y de su afán de protagonismo atacando al Gobierno de Navarra y  recibiendo, como es habitual, el sopapo de la realidad.

Ya ha dado suficientes muestras a lo largo de esta legislatura, enfangando y no aportando soluciones. En estos pocos meses ha habido pérdidas de subvenciones por incomparecencia e incompetencia; recibió una respuesta unánime en contra de su intento de colocación a dedo de una persona de UPN en la gerencia del Consorcio EDER; tuvo que dar marcha atrás a un intento de boicotear las reclamaciones feministas haciendo coincidir el 8M con el Día del Árbol; tuvo una intervención totalmente inconveniente y fuera de lugar ante una situación relacionada con personas inmigrantes; ha realizado promesas e inversiones sin sustento para el Estadio Municipal de fútbol, y podríamos seguir. Un sin vivir.

Pero pretender brillar en plena pandemia del Coronavirus resulta patético. Acusa al Gobierno de Navarra de no enviar al ejército y la UME a Tudela y de que esta última no procediera a la desinfección de las residencias de personas mayores. Y para colmo, dado que “no nos va a temblar el pulso” y que “asumiremos competencias que no nos corresponden”, se salta todos los protocolos sanitarios y envía a realizar este trabajo a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil (cuya actuación nunca será debidamente agradecida) y al fotógrafo correspondiente.

La respuesta no se ha hecho esperar: quien determina la presencia del ejército es el Ministerio de Defensa; el Departamento de Servicios Sociales remitió una circular al conjunto de las residencias de mayores de Navarra y ha detallado que, a raíz de esta comunicación, 35 de los centros solicitaron el servicio, ninguno de ellos de Tudela. Por si fuera poco, el Departamento de Servicios Sociales califica de "imprudente" la acción encargada por el alcalde de Tudela ya que "existe un protocolo específico de cómo se han de realizar las limpiezas en las residencias”. Nuestro alcalde permitió la entrada de personal ajeno a las residencias, incluidos fotógrafos-as, cuando no se está dejando hacerlo ni  a los familiares  de las personas residentes. 

Y sigue. Después de todo lo mencionado, se anunció que en Tudela se contará con la ayuda de efectivos del Acuartelamiento Aéreo de las Bardenas para realizar tareas humanitarias y de vigilancia, incluyendo las labores diarias de desinfección en edificios públicos que hacían los voluntarios de Protección Civil.

La actuación del Alcalde de Tudela no es una crítica legítima al Gobierno de Navarra. Tampoco es acción política. No todo vale. En nuestra opinión, es una acción descoordinada con la que solo busca promocionarse. Trata también de provocar el malestar y la incertidumbre del personal sanitario y del que cubre los servicios esenciales, es decir, de los  únicos imprescindibles en esta epidemia, y situarlos contra el gobierno de Navarra.

Menos loas patrióticas y más apoyo y agradecimiento a los anteriormente citados, que son los que realmente están al frente de esta lucha asumiendo graves riesgos.

Señor Alcalde de Tudela, no haga más el ridículo. Tudela no lo merece.