Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 28 de octubre de 2020
  • Actualizado 18:51

Incertidumbre cargada de esperanza

Incertidumbre cargada de esperanza

Estamos ante algo desconocido, no solo en el ambiente medico si no también, en el psico–emocional. Esta pandemia, está afectando de manera diferente a la población. Los primeros estudios, empiezan a revelar la incomprensión de los más jóvenes y su recelo a unas normas impuestas para ellos limitantes y restrictivas. En los próximos días, se acerca el periodo escolar donde, tendrán que volver a formarse, en aulas donde el espacio vital es reducido. Alumnos y profesores correrán la misma suerte, debido a la ya más que probada rapidez y eficiencia en el contagio de este virus. Creo, que los padres estamos preparados para enviar a nuestros hijos al colegio. Los profesores, están preparados para impartir sus clases y nuestros hijos, están preparados para seguir con su desarrollo personal y docente. 

Desde nuestras casas, formaremos a nuestros hijos a cumplir todas las medidas higiénicas sanitarias a nuestro alcance para minimizar riesgos y en los centros los profesores, harán lo propio. Lo dijo el abuelo “nunca puede ser peor el remedio que la enfermedad “miremos al futuro con ilusión y respeto, por nosotros y por ellos.