Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 17:16

ÁGREDA

Ágreda interpreta el significado de la vida y la muerte durante la Edad Media

Ágreda interpreta el significado de la vida y la muerte durante la Edad Media

La actividad, organizada por el Ayuntamiento de Ágreda, ha puesto en valor la historia y el patrimonio de Ágreda a través de una ruta cultural interpretativa de los elementos característicos de la Muerte en las Tres Culturas que poblaron la Villa durante la Edad Media: el Cristinanismo, el Juadaísmo y el Islam.

La comitiva, formada por ocho ánimas de la Estantigua y por más de cien personas que se unieron al acto, partió desde la Plaza Mayor donde se realizó una introducción sobre la muerte en general y sobre el sentido de la vida para la humanidad.

Desde ahí continuó hasta la iglesia de Ntra. Sra. de la Peña, donde realizaron una interpretación de la muerte en el cristianismo y explicaron la historia de los cementerios cristianos de Ágreda. Después se recuperó la tradición del “Rompe, rompe”, que no se había realizado desde hacía 60 años y que ha sido recuperada gracias al trabajo de los jóvenes investigadores de las Becas de Etnografía de la Excma. Diputación de Soria con personas de avanzada edad conocedoras de nuestras tradiciones y folklore. En este caso fue de esencial ayuda los conocimientos de Jesús e Isidro Omeñaca y Reyes Martínez.

La tradición del “Rompe, Rompe” consiste en un dialogo entre el alma de un difunto que se encuentra en el purgatorio (representado con un ataúd) que pide oraciones para su salvación, y el hijo o familiar que es quien contesta con un cántico. En esta ocasión ejerció de celebrante Isidro Omeñaca, uno de los recuperadores de esta tradición que antes se realizaba todos los días de Noviembre a las cinco de la tarde.

A continuación, se procesionó hasta las murallas del Barrio Moro para situarse frente a lo que un día fue el cementerio musulmán. Allí se interpretó la muerte en el Islam y se recordó el papel que la Inquisición jugó en Ágreda en el siglo XVI. Entonces fueron penitenciadas 117 personas por el Santo Oficio.

Desde allí se transitó prácticamente a oscuras por un camino para dar la vuelta a La Muela y situarse junto a la orilla del río Queiles, bajo lo que fue el cementerio hebreo. Se interpretó la muerte en el judaísmo y apareció 'El Judio Errante' condenado a vagar eternamente por el mundo por no haber ofrecido su ayuda a Jesucristo de camino al Calvario.

Por último, la actuación encaró el Paseo de los Molinos para llegar a la Cueva del Moro, iluminada con numerosas velas y luminarias. Fue aquí donde se procedió a leer dos leyendas medievales entre las que se encontraba la conocida “La Cueva de la Mora” de Gustavo Adolfo Bécquer, ya que, a pesar de estar ambientada en los Baños de Fitero, hay quien cree que se podría haber desarrollado en Ágreda teniendo en cuenta la descripción de los paisajes, de la cueva y de los hechos históricos.

El Ayuntamiento de Ágreda se ha mostrado muy satisfecho por la buena acogida que tuvo esta Ruta Cultural Interpretativa en su primera edición puesto que todos los asistentes, a pesar del frío, felicitaron a los colaboradores y organizadores por el recorrido, la ambientación y los contenidos históricos.