Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 05 de agosto de 2020
  • Actualizado 03:54

RIBERA

Salud condena la agresión a la médico del Hospital de Tudela

El Departamento muestra su apoyo a la médico y a todo el personal sanitario y recuerda que la seguridad y el fomento de la confianza entre profesionales y pacientes siguen siendo una prioridad.

Hospital Reina Sofía
Hospital Reina Sofía
Salud condena la agresión a la médico del Hospital de Tudela

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra condena firmemente la agresión física sufrida, el pasado domingo, por una médica en el Servicio de Urgencias del Hospital Reina Sofía de Tudela. La facultativa fue agredida por un paciente mientras le atendía. Debido a esta agresión, el Área de Salud de Tudela (AST) activó el protocolo de actuación ante agresiones externas a los profesionales sanitarios del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) y fue necesaria la intervención de la Policía Foral.

Tras el suceso y con el fin de aplicar las medidas preventivas necesarias para evitar su repetición, así como para ofertar el apoyo psicológico y legal a la profesional, el Servicio de Profesionales del centro ha enviado una carta a la facultativa agredida en un contexto de apoyo emocional y ayuda en la que textualmente se afirma que "el Área de Salud de Tudela no va a permanecer indiferente ante circunstancias que pueden atentar gravemente contra la dignidad y la integridad de sus trabajadores y trabajadoras, por lo que continuaremos trabajando para adoptar las medidas necesarias, en coordinación con el resto de nuestro Organismo Autónomo, dirigidas a evitar la repetición de estos episodios".

El Departamento muestra su apoyo a esta profesional y al conjunto de trabajadoras y trabajadores del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) y recuerda que la seguridad y el fomento de la confianza entre profesionales y pacientes siguen siendo una prioridad esencial. La confianza, el respeto y la empatía son esenciales para crear un clima que permita mantener el bienestar y el nivel de satisfacción de todas las personas usuarias del sistema sanitario, así como de sus trabajadores y trabajadoras.