Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 23 de septiembre de 2020
  • Actualizado 14:43

LA RIOJA

Salud anima a los riojanos a fomentar los hábitos saludables y participar en los programas de detección precoz para ganar oportunidades al cáncer

Con casi 2.000 nuevos diagnósticos y 722 primeras consultas en la sección de Oncología Médica al año, esta enfermedad es prioritaria para la sanidad riojana.

Equipo de onocología médica en La RIoja
Equipo de onocología médica en La RIoja
Salud anima a los riojanos a fomentar los hábitos saludables y participar en los programas de detección precoz para ganar oportunidades al cáncer

Con motivo del Día del Cáncer de que se celebra hoy, la Consejería de Salud subraya la importancia de los hábitos de vida saludables, la participación en los programas de detección precoz, el trabajo conjunto de los profesionales y la investigación en la lucha contra esta enfermedad. Durante el pasado año, se diagnosticaron casi 2.000 nuevos casos de cáncer en La Rioja y se realizaron 722 primeras consultas en la sección de Oncología Médica. 

Para la consejera de Salud, Sara Alba, “el cáncer es uno de los principales problemas sociosanitarios de nuestro país y, por lo tanto, también de nuestra comunidad autónoma. Sin embargo, cada día encontramos más medios para la supervivencia y más razones para la esperanza, y lo hacemos a través de la colaboración de las distintas áreas vinculadas a la salud: desde el fomento de la prevención y los autocuidados hasta las diferentes áreas asistenciales y sociosanitarias, que tratan a pacientes y familiares, pasando por la investigación, que abre las puertas a nuevas terapias, menos agresivas y con mejores resultados”.

Debido a su impacto en la sociedad actual, la coordinación y humanización de los diferentes servicios sanitarios y asistenciales se ha consolidado como un elemento determinante en la lucha contra el cáncer, garantizando una perspectiva integral en la calidad sanitaria. 

En relación a la mejora de la calidad asistencial, las actuaciones llevadas a cabo han permitido que, en menos de tres semanas desde la sospecha de un posible proceso oncológico, todos los pacientes cuenten con un médico especialista de referencia. 

Equipo de onocología médica en La RIoja 2

Estos avances se han conseguido porque, más allá de la incorporación de nuevas tecnologías, tratamientos o programas, destaca la implicación de numerosos profesionales, cualificados y comprometidos, que abordan, desde diferentes unidades de servicio y especialidades, las fases y procesos de esta enfermedad.  Son unidades como Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Cuidados Paliativos, Psicooncología u Hospital de Día, por poner sólo algunos ejemplos de las especialidades y unidades que tratan la patología oncológica. 

Prevención y autocuidados

Para reducir la posibilidad de padecer esta enfermedad, la prevención y los estilos de vida saludables resultan determinantes. La Sociedad de Oncología Médica destaca que un 40% de los cánceres son evitables adoptando hábitos de vida saludables, ya que un 27% de las muertes por cáncer se deben al tabaco y alcohol. Esta recomendación tiene como objetivo informar a la población sobre las acciones que se pueden realizar para disminuir el riesgo de padecer cáncer. Se trata de medidas como no fumar, seguir una dieta saludable y evitar el sobrepeso, realizar actividad física de forma habitual, evitar el exceso de sol o limitar el consumo de alcohol o la participación en campañas de vacunación y en programas de cribado de cáncer.

Diagnóstico precoz

Asimismo, los programas de diagnóstico precoz desempeñan un papel fundamental ya que un diagnóstico en la fase inicial de la enfermedad incrementa notablemente las posibilidades de curación. En La Rioja, se llevan a cabo tres programas de cribado de cáncer (mama, cérvix y colon), que tienen la finalidad de detectar el cáncer en una de sus fases más temprana, antes de generar síntomas. Más de 30.000 riojanos participan anualmente en alguno de los tres programas de detección precoz que se llevan a cabo en la región.

La incorporación de nuevos medios diagnósticos y terapéuticos, unido a la actuación de la referida detección precoz, ha permitido una disminución de la mortalidad por cáncer de mama de un 32% en los últimos 20-25 años en La Rioja. Este programa, dirigido a mujeres de entre 45 y 69 años, cuenta con participación del 79 % de la población. 

Respecto al programa de cribado de cáncer de cérvix, la principal novedad de año 2019 fue la sustitución de una técnica diagnóstica como era la citología tradicional por la citología en medio líquido, que presenta menos falsos negativos. Por lo tanto, es más fidedigna, y permite detectar el virus del papiloma humano sin necesidad de repetir la toma dos veces, lo que mejora el diagnóstico de lesiones premalignas y de cáncer de cérvix. 

En lo referente a la actuación en el cribado para el diagnóstico precoz de cáncer de colon (dirigido a la población de 50 a 74 años), se está alcanzando el 60% de participación, llegando al 63% en diferentes franjas de edad. Este programa ha permitido detectar desde su puesta en marcha, de forma precoz, más de 220 procesos oncológicos y en torno a 2.500 lesiones premalignas.

Nuevos tratamientos e investigación

El Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR) atiende a casi 1.000 pacientes anuales con terapias en oncología radioterápica; tratamientos oncológicos que han reducido los desplazamientos de pacientes a otros centros sanitarios de fuera de la comunidad en un 33%. Del mismo modo, en Medicina Nuclear se realizan cada año 2.400 técnicas diagnósticas y terapéuticas contra el cáncer (aplicación yodo radioactivo para tiroides, PET, ganglios centinela, etc.).

En 2019 se ha incorporado al Hospital de San Pedro la ecobroncoscopia lineal y radial, una técnica diagnóstica especializada muy precisa, que combina la ecografía con la broncoscopia. Su implementación ha supuesto una mejora en la precisión del diagnóstico y del estudio de extensión de los pacientes con cáncer de pulmón, esencial para planificar un tratamiento más preciso e individualizado en cada paciente.

En su condición de referente en la investigación contra el cáncer, el CIBIR está desarrollando diferentes proyectos con el objetivo de hallar soluciones que contribuyan al impulso de nuevas terapias, diagnósticos tempranos y tratamientos en la lucha contra la enfermedad. Para ello, el área de Oncología del CIBIR cuenta con tres unidades (Angiogénesis, Proliferación y Diferenciación en Cáncer y Cáncer de Pulmón y Enfermedades Respiratorias) que colaboran entre sí y con los servicios asistenciales del Sistema Público de Salud, la Universidad de La Rioja y empresas biotecnológicas.