Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 25 de noviembre de 2020
  • Actualizado 11:44

NAVARRA

Salud anima durante la desescalada a dejar de fumar, que causa el 80% de las muertes por cáncer de pulmón

Se suma así a la campaña de la OMS contra las estrategias de la industria para promover nuevas formas de consumo de tabaco entra la gente más joven.
Salud anima durante la desescalada a dejar de fumar
Salud anima durante la desescalada a dejar de fumar
Salud anima durante la desescalada a dejar de fumar, que causa el 80% de las muertes por cáncer de pulmón

El Departamento de Salud, a través del El Instituto de Salud Pública y Laboral (ISPLN/NOPLOI), se sumará este domingo, 31 de mayo, a la conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco. La jornada llega este año en un momento de recuperación de actividades y servicios durante la Fase 2 del Plan de Desescalada y, ante los riesgos asociados al consumo de tabaco y la COVID-19, el ISPLN anima a la población navarra a dejar de fumar.

El consumo de tabaco sigue siendo la principal causa de enfermedad y muerte. Está vinculado al 80% de las muertes por cáncer de pulmón y se asocia también a otras enfermedades crónicas como EPOC, diabetes o enfermedades cardiovasculares. En Navarra, en promedio se diagnostican 400 casos de cáncer de pulmón al año y más del 80% son atribuibles al tabaquismo, según se detalla en el informe sobre tabaquismo y cáncer de pulmón en Navarra, publicado en 2018.

Dejar de fumar requiere esfuerzo pero merece la pena. Hay quienes buscan un buen momento y lo dejan por su cuenta o con apoyo de amistades o familiares. Para quienes necesiten apoyo profesional, desde el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea se ofertan diferentes formas de apoyo para ayudar a dejar de fumar.

El ISPLN, incidiendo precisamente en la prevención, se suma este año a la campaña promovida por la OMS en el Día Mundial Sin Tabaco, contra las estrategias que la industria tabacalera y otras industrias relacionadas utilizan para que una nueva generación se enganche a sus productos.

tabaco

Las personas fumadoras, más susceptibles a infecciones respiratorias

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) incluye el hábito tabáquico como una de las condiciones que hacen que una persona tenga más riesgo de enfermedad grave por COVID-19.

Por otra parte, el tabaco produce lesiones tanto a nivel pulmonar como en el sistema inmune, lo que condiciona que las personas fumadoras sean más susceptibles de tener infecciones respiratorias en general.

Las cifras en Navarra

En Navarra, en los últimos veinte años hay una tendencia descendente en el consumo de tabaco, al igual que en el conjunto de España. La última Encuesta Social y de Condiciones de Vida de Navarra de 2017, realizada por el Instituto de Estadística de Navarra (NASTAT), sitúa la prevalencia de personas fumadoras a diario en el 19,5% de la población de 15 y más años (24,4% de los hombres y 14,6% de las mujeres). La mayor prevalencia de consumo diario se da en el grupo de 35 a 49 años, así como en los grupos sociales y educativos menos favorecidos.

Además, la última edición de la Encuesta Sobre el Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias (ESTUDES 2018-2019) muestra un consumo de tabaco en estudiantes de 14 a 18 años de en torno al 10,1%, similar al del conjunto de España. La edad de inicio en este grupo se ha retrasado en el periodo 2006-2019 de los 13 a los 14 años. Respecto a las nuevas formas de fumar, como es el cigarrillo electrónico, 4 de cada 10 estudiantes ha fumado alguna vez en su vida con este tipo de dispositivos.

Ayudas para dejar de fumar para más de 4.500 personas en 2019

Navarra impulsó en 2001 un Plan Foral de Acción sobre el Tabaco que se mantiene e incluye tres líneas de trabajo: el Programa de Ayuda a dejar de fumar (PAF), la prevención del inicio del consumo y los espacios sin humo.

El PAF es un programa, surgido de la colaboración entre Salud Pública, Atención Primaria y Subdirección de Farmacia del Departamento de Salud, que ofrece una ayuda para dejar de fumar en todos los centro de salud de Navarra, tanto en consulta individual como en apoyo grupal. El programa se actualiza continuamente. Entre 2019 y 2020 se han formado 26 centros de salud y 318 profesionales, se han actualizado los protocolos y se ha elaborado material gráfico para los y las profesionales.

En cuanto a la ayuda farmacológica, la Comunidad Foral fue pionera en España al reintroducir, a finales de 2017, la financiación de los fármacos para la deshabituación tabáquica en las mismas condiciones que el resto de medicamentos. Los medicamentos financiados incluyen parches de nicotina, bupropion y vareniclina, recomendándose los parches como tratamiento de primera elección. 

En 2019, participaron en el PAF un total de 4.555 personas (2.372  hombres y 2.183 mujeres). Las franjas de edad más habituales fueron de 50 a 64 años (1.879 participantes) y de 35 a 49 (1.724). Del total de participantes, el 55% tenía un nivel de renta inferior a 18.000 euros.

Al dejar de fumar, se van obteniendo beneficios para la salud a corto plazo, ya que comienzan a las pocas horas y a las 2 semanas ya se detectan mejoras en la circulación y la función pulmonar, y también a medio y largo plazo.

La prevención al inicio: por una generación libre de tabaco

Por otro lado, una de las claves de la campaña de la OMS de este año es el llamamiento a la juventud para que se convierta en una generación libre de tabaco. La campaña tiene como objetivo proteger a la juventud de la manipulación de la industria y evitar que consuman tabaco y nicotina.

Entre las estrategias de la industria tabacalera y de otras industrias relacionadas para atraer a generaciones más jóvenes, según señala la OMS, están la incorporación de sabores atractivos para adolescentes en productos de tabaco sin humo, shisha y cigarrillos electrónicos, promoción de productos de tabaco en eventos populares para jóvenes, utilización de redes sociales y pago a personas influyentes para que promocionen ciertos productos de tabaco y vapeo.

Promover los espacios sin humo en las terrazas

Por último, la tercera línea de actuación del Plan Foral de Acción sobre el Tabaco es la promoción de espacios sin humo. La exposición al humo causa cáncer de pulmón, enfermedades del corazón, ictus y muerte súbita del lactante. Asimismo, el aerosol de los cigarrillos electrónicos también contiene tóxicos y se debería considerar igual que el humo de tabaco.

Así, es prioritario proteger a las personas de la exposición al humo de tabaco y al vapor de los cigarrillos electrónicos. Por ello, durante esta fase de la desescalada, el ISPLN recuerda que debe respetarse la legislación vigente y promueve, además, que las terrazas sean también espacios sin humo, sin cigarrillos ni vapeos. El ISPLN anima a la población a construir una nueva normalidad libre de humos.