Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 23:56

NAVARRA

Lanzan una aplicación para detectar precozmente brotes de infección respiratoria

La Clínica Universidad de Navarra y el Ayuntamiento de la Cendea de Cizur comienzan un estudio de monitorización electrónica de la tos mediante la app móvil HyfeApp.

De izq. a dcha.: El Dr. Carlos Chaccour, investigador de la Clínica Universidad de Navarra, el Dr. Juan Carlos Gabaldón, investigador de la Universidad de Navarra y coordinador del estudio, Rafael Ansó, alcalde de la Cendea de Cizur, Alfredo Caballero, teniente de alcalde de la Cendea de Cizur, y el Dr. Francisco Javier Bartolomé, director de Atención Primaria de Cizur
De izq. a dcha.: El Dr. Carlos Chaccour, investigador de la Clínica Universidad de Navarra, el Dr. Juan Carlos Gabaldón, investigador de la Universidad de Navarra y coordinador del estudio, Rafael Ansó, alcalde de la Cendea de Cizur, Alfredo Caballero, teniente de alcalde de la Cendea de Cizur, y el Dr. Francisco Javier Bartolomé, director de Atención Primaria de Cizur
Lanzan una aplicación para detectar precozmente brotes de infección respiratoria

La Clínica Universidad de Navarra, junto al Ayuntamiento y el Centro de Salud de la Cendea de Cizur (Navarra), inicia un estudio de monitorización electrónica de la tos a través de una aplicación móvil que registra el sonido de la tos y lo convierte en espectrogramas, lo que podría permitir detectar de manera precoz brotes de infección respiratoria. 

“La tos es un síntoma precoz de muchas enfermedades respiratorias, no solo del coronavirus, que es lo que más nos interesa ahora, pero de muchas otras. La idea es que si nosotros logramos detectar cambios en el patrón de la tos de la gente, nos sirva como una forma de diagnóstico precoz de las enfermedades respiratorias como tuberculosis, neumonía o gripe”, explica el Dr. Juan Carlos Gabaldón, investigador de la Universidad de Navarra y coordinador del estudio.

El estudio se realiza gracias a la aplicación móvil HyfeApp, que se ejecuta en segundo plano en el teléfono móvil y registra sonidos compatibles con episodios de tos. La aplicación graba segmentos de audio de 0,5 segundos por lo que en ningún momento registra palabras completas ni conversaciones. Cuando la aplicación detecta un sonido fuerte, lo analiza mediante un algoritmo de inteligencia artificial que le indica a la app si el sonido corresponde o no con el de la tos. “El algoritmo crea un espectrograma que si coincide con lo que el sistema tiene clasificado como tos, lo guarda como un registro de episodio de tos. La aplicación solo guarda este registro, pero la tos no queda grabada ni siquiera en los servidores”, aclara.

Este estudio piloto, en el que colabora el Centro de Investigación del Hospital Universitario de Montreal (Canadá), va a comenzar en el municipio de Cendea de Cizur, compuesto por 8 concejos y con una población de 3.800 habitantes. El alcalde, Rafael Ansó, reconoce “la ilusión con la que afrontan este estudio, ya que toda ayuda es poca para poder conocer mejor cómo afectan las enfermedades respiratorias, en especial ahora la COVID-19, y cómo poder detectarlas lo antes posible para minimizar su propagación”. 

“Nuestro ayuntamiento está siendo pionero a nivel nacional no solo por este proyecto, sino también por el estudio de seroprevalencia que realizamos con el Hospital Clínic de Barcelona el pasado mes de junio”, añade.

Control epidemiológico

HyfeApp va a permitir que cada persona pueda llevar un registro de su propia tos y pueda conocer si tiene un episodio más largo de tos o no y, de esta forma, pueda evaluar si puede ser señal de estar incubando algún virus. Aunque, en ningún caso, como advierten los especialistas, sustituye la asistencia médica ni va a ser capaz de diagnosticar una enfermedad.

“Nosotros lo que queremos es estudiar la utilidad de la aplicación y ver si, en el futuro, se puede integrar dentro de otras medidas de control epidemiológico, de modo que si se observan cambios en el patrón de tos en un vecindario, por ejemplo, se pueda avisar al sistema sanitario y valorar si hacer pruebas diagnósticas, como puede ser una PCR, en ese foco poblacional”, apunta el Dr. Carlos Chaccour, especialista de la Clínica Universidad de Navarra e investigador principal del estudio.

Acerca de la Clínica Universidad de Navarra

Con más 2.800 profesionales en dedicación exclusiva en sus sedes de Pamplona y Madrid, la Clínica Universidad de Navarra es un hospital investigador, referente en medicina personalizada en nuestro país. Reconocido por su labor investigadora y docente, el prestigio de sus profesionales y su trayectoria en el diagnóstico y tratamiento de patologías de alta complejidad, la Clínica Universidad de Navarra es un hospital de alta resolución, por su rapidez diagnóstica gracias a su trabajo multidisciplinar y a la adquisición de la última tecnología, para ofrecer atención en 46 especialidades médicas y quirúrgicas. 

La Clínica figura entre los 50 mejores hospitales del mundo, según el ranking Best World’s Hospitals, y por sexto año consecutivo, ha sido el hospital privado con mejor reputación de España (según el ranking MRS).