Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 15 de julio de 2020
  • Actualizado 09:27

PLUMAS AL CIERZO

O pone uno su ahínco o nada obtiene

Ángel Sáez García nos escribe este poema navideño.
O pone uno su ahínco o nada obtiene

Una centella impar de inteligencia
Produce en quien la capta un fogonazo;
Mas, si esta es de bondad, lleva del brazo
Otro, su inmarchitable quintaesencia.

 Quien suele proceder con diligencia
Podrá o no padecer un martillazo.
Prefiero agradecer como un pelmazo
A ser nada por tres, ingrata ausencia.

 Si pronto comprendí que, ante un soneto
(Así lo colegí cuando era un niño),
O pone uno su ahínco o nada obtiene,

 Ayer este urdidor, otro Gepeto,
Al fin, fue sabedor de que el cariño
Halló en su otro Pinocho al que no tiene.