Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 29 de enero de 2020
  • Actualizado 03:15

PLUMAS AL CIERZO

Mis pupilas están fijas en Iris

Ángel Sáez García nos escribe este poema.

Mis pupilas están fijas en Iris

Mis pupilas están tan ocupadas,
Tan fijas en mi amada Iris y atentas,
De empezar a calmar su sed contentas,
Que ellas se ven al paraíso aupadas.

Mis pupilas están tan extasiadas
Contemplando su luz, que te alimentas,
Lector, tú también de ella y documentas
Que son una legión las admiradas.

Habrá quienes destaquen su sonrisa,
Amén de inmarchitable, inolvidable,
Como la que pintó a La Mona Lisa

Leonardo da Vinci, insobornable.
Y habrá quienes ponderen los calores
De su omnímodo abrazo o los colores.