Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 15 de julio de 2020
  • Actualizado 05:52

Las reseñas dan el salto al sexo de pago

Las reseñas forman parte de nuestro día a día, están presentes prácticamente en cada compra que realizamos porque leer las valoraciones de otros usuarios se ha convertido en una herramienta de confianza para el cliente, pero también de mejora y profesionalización para quien presta el servicio.
Las reseñas dan el salto al sexo de pago
Las reseñas dan el salto al sexo de pago
Las reseñas dan el salto al sexo de pago

Pasada la peor parte hasta el momento de las medidas para contener el COVID-19 que han paralizado el país y a pocos días de haberse celebrado el Día Internacional de las Trabajadoras Sexuales, la actividad echa poco a poco a andar de nuevo, aunque con un esfuerzo extra para ellas ya que, aunque denominadas “trabajadoras”, no están consideradas como tal a efectos legales porque su actividad no está regulada.  

La prostitución continúa siendo tabú, a pesar de conocer esta actividad coloquialmente como la profesión más antigua del mundo, sin embargo, la aplicación de un fenómeno que ya resulta cotidiano hoy en día, como el de las opiniones, aporta cada vez mayor visibilidad a las chicas. 

Las reseñas forman parte de nuestro día a día, están presentes prácticamente en cada compra que realizamos porque leer las valoraciones de otros usuarios se ha convertido en una herramienta de confianza para el cliente, pero también de mejora y profesionalización para quien presta el servicio. Es tal la importancia de las opiniones, que ha llegado al sexo de pago con el motor de búsqueda de chicas Escort Advisor, la web de opiniones pionera en Europa. 

La aplicación de las opiniones al sector, está teniendo un impacto positivo para las trabajadoras sexuales, que aseguran contar con mayor independencia, seguridad, visibilidad y control de su actividad profesional. 

Como en cualquier otra página web, los comentarios negativos salen caros porque se traducen en pérdida de clientes, esto les obliga, como a cualquier otra empresa, a optimizar lo que ofrecen; lo que favorece al cliente, pero también a quien presta el servicio, ya que favorece la profesionalización en un sector sin regular.  

Por otro lado, las opiniones dan visibilidad a las trabajadoras sexuales, algo que durante mucho tiempo no han tenido y que se traduce en seguridad y en filtro natural de determinados tipos de clientes. Asimismo, el cliente también se siente más seguro contratando los servicios de una prostituta independiente con valoraciones positivas.