Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 04 de abril de 2020
  • Actualizado 07:47

¡Mujeres, a la fiesta!

¡Mujeres, a la fiesta!

El Gobierno de Navarra, a través del Instituto Navarro de la Mujer, ha realizado la campaña “…Y en fiestas ¿qué?”, dirigida a sensibilizar y promover la igualdad de trato y oportunidades durante las fiestas patronales que se celebran en la Comunidad Foral a lo largo del verano. El contenifue presentado en rueda de prensa por el consejero de Bienestar Social, Deporte y Juventud, José Ignacio Palacios Zuasti, y por la directora gerente del Instituto Navarro de la Mujer, Teresa Aranaz Jiménez.

Los objetivos de esta campaña, realizada en colaboración con los ayuntamientos de Navarra, se centran en propiciar una reflexión sobre las situaciones de desigualdad que acompañan habitualmente a los momentos de las fiestas, para sensibilizar y propiciar cambios que repercutan positivamente en la vida de las mujeres. Además, la campaña gira en torno a la idea de que las fiestas tienen que ser disfrutadas en condiciones de igualdad por mujeres y hombres.

Con esta campaña se pretende incidir en cuestiones tales como la seguridad, que debe acompañar el uso de espacios por hombres y mujeres, no siempre garantizada en los entornos festivos en los que hay ambientes más inseguros para las chicas; y situaciones de riesgo para chicos y chicas, ya que los ambientes de fiesta, con su mayor ingesta de alcohol, propician a veces agresiones y abusos sexuales debido a la confusión y al “todo vale”. A las dos cuestiones anteriores se une el desigual reparto de tareas en el entorno familiar, que aumentan en las fechas de fiestas, dado que la intendencia diaria recae en las mujeres.

La campaña consta de un cómic realizado por César Oroz, dividido en tres viñetas que reflejan otras tantas situaciones reales que suelen suceder durante las fiestas. Las dos primeras, centradas en las relaciones afectivas entre jóvenes, quieren ser una llamada a la responsabilidad y a evidenciar la desinhibición, fruto muchas veces del alcohol y del pensar que en fiestas “vale todo”, puede derivar en abusos. Además, el mensaje tiene una propuesta de asertividad, dirigida en este caso a las chicas, para que no cedan al chantaje emocional, y que un “no” sigue siendo un “no”, también en fiestas.