Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 27 de febrero de 2020
  • Actualizado 20:32

Mi padre

Amo a un hombre que fue tan fabuloso

que dedicó su vida por entero

a los que tuvo cerca, lo primero,

con los que fue sentido y generoso.

No fue con su trabajo perezoso

y en las preguntas duras, fue sincero.

Amó la vida, despreció el dinero

y sólo como padre fue ambicioso.

Fue muy duro perder aquel colega

que dijo la ilusión junto a mi oído

desde mi alfa azul hasta mi omega.

Por eso, padre, nunca me despido,

porque conozco que mi amor te llega.

Porque un día te fuiste y no te has ido.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad